Las plataformas por la Sanidad Pública denuncian colapsos en los hospitales madrileños por el cierre de hasta 1 de cada 3 camas en verano.

 

Manifestación de la Marea Blanca
                                                                      Manifestación de la Marea Blanca
                                                                       E.B. / 12-08-2015 • 11:04

“Pese al aumento de las listas de espera y al muy probable colapso de las urgencias” en el Hospital de La Paz cerrarán 392 camas, 63 en el Princesa, 243 en el Ramón y Cajal, 331 en el Hospital 12 de Octubre, y 316 en el Clínico de Madrid. Son los datos aportados por el Movimiento Asambleario de Trabajadores/as de Sanidad (MATS), de los que se hacen eco las plataformas por la sanidad pública en Madrid. Bajo la etiqueta #SinCamasNoSanas, la comunidad sanitaria denuncia que “continuar con estas políticas de recortes no es lo que han votado la mayoría de ciudadanos”.

El próximo 15 de agosto se inaugura la quincena del año en que más camas se cierran en los hospitales. Durante esos quince días, solo en los cinco hospitales madrileños citados habrá 1.245 camas menos. “Si añadimos que en el Hospital de Móstotes se cierran 100 camas, y que en los nuevos hospitales de la periferia y en el Hospital Virgen de la Poveda se cierran unidades enteras…podemos extrapolar que Madrid tiene alrededor de 2.000 camas menos este verano”, denuncia la organización.
Tal como informaba ElBoletin.com hace unos días, los principales hospitales de Madrid cierran hasta una de cada tres camas disponibles el resto del año. Un 30% del total, frente al 17,6% de cierres que defiende la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Según los datos recabados por MATS en los cinco centros en los que posee representación sindical, cuatro superan la cifra defendida por el gobierno de Cristina Cifuentes. Después del Clínico, que cierra un 30,8% de sus camas, el Hospital 12 de Octubre alcanza un 24% de cierres, seguido de La Paz y el Carlos III, que quedan con 392 camas menos, un 23,8% de su capacidad. El hospital Ramón y Cajal cierra un 21% de sus plazas, según los mismos datos.
El hospital de La Princesa, en cambio, solo cerrará 11,2% de sus camas en el periodo estival más ‘difícil’ para los enfermos madrileños. Pero el sindicato alerta de que este centro ya mantiene 91 camas cerradas de forma permanente, lo que aumenta su porcentaje de plazas inhabilitadas hasta el 27,5% de su capacidad real.
“Se fuerzan las altas en las unidades para que queden camas libres que son ocupadas de inmediato. Estas altas prematuras provocan que muchos pacientes tengan que volver al hospital, a las urgencias que ya de por si están colapsadas, y si requieren un nuevo ingreso deben esperar de nuevo”, denuncia la plataforma. “Con esta dinámica aumentan las consultas en los centros de salud, que no dan abasto porque apenas se cubren las vacaciones del personal en periodo estival”.
La Marea Blanca denuncia que los recortes dan lugar a una “sanidad abarrotada que no es capaz de atender a las demandas de la población”. “Pero el gobierno de la comunidad de Madrid se gastó 1,4 millones de euros en publicidad en las pasadas elecciones, dinero que bien se podía haber empleado en dotar de más personal y mejores medios a la maltrecha sanidad pública”, sentencia la plataforma.
El Boletin
Noticias relacionadas: Iniciativa debate