El pasado 14 de junio la Consejería de Sanidad y los sindicatos CCOO, UGT, SATSE, CSIT han firmado un Acuerdo por el que se convoca un concurso-oposición para cubrir las plazas que están cubiertas por personal temporal desde hace más de 3 años. Este acuerdo, a nuestro juicio, tiene varias consecuencias negativas.
1)      Consolida la reducción de plantilla de estos años pasados al no sacar ni una de las 7000 plazas perdidas, que tanto han repercutido el aumento de las listas de espera, el deterioro asistencial y el aumento de cargas de trabajo.
2)      Pone a miles de trabajadores temporales (el 40% de las plantillas) en riesgo de ser despedidos. Después de años de hacer su trabajo y ser objeto de discriminaciones múltiples se ven obligados a jugarse el todo por el todo en un examen, que nada demuestra sobre las destrezas laborales, pero supone ingresos para el gobierno con las tasas y para los sindicatos con las clases.
3)      Hace posible la ejecución de un “ERE” en la Sanidad Pública, al sustituir a trabajadores que cobran y podrían cobrar una serie de complementos salariales por otros más nuevos que no los cobrarían.
4)      Permite que se dilapide un saber profesional al allanar el camino para el despido de miles de profesionales con años de experiencia, con las correspondientes consecuencias negativas para la calidad asistencial.
Estos sindicatos han perdido la oportunidad luchar contra las consecuencias de los recortes de estos años. Consolidando al personal temporal a través de un Concurso de Méritos y luchando por la convocatoria de una Oferta de Empleo Público para cubrir las plazas vacantes y recuperar el empleo perdido, tal como les ha pedido la Plataforma de Personal Temporal.
Los sindicatos firmantes demuestran menor sensibilidad con la precariedad laboral que las instituciones europeas: el Tribunal de la UE ha calificado esta contratación, fruto de la insuficiencia de convocatorias de Ofertas de Empleo Públicas, de contratación en “fraude de ley” y el Parlamento Europeo ha aprobado una Resolución que señala que la compensación debería ser la fijeza de los afectados y una sanción al gobierno español.
Los sindicatos con esta firma, mientras se llenan la boca con palabras como “igualdad, mérito y capacidad», enfrentan a los temporales con los parados que se preparan oposiciones y embellecen la política neoliberal del PP basada en los “recortes” y en el deterioro de la calidad de los Servicios Públicos.
Desde el Mats hemos apoyado y seguiremos apoyando la lucha contra la precariedad a través de la consecución de un Concurso, la recuperación de las plantillas y de las 35 horas. Y consideramos que, si logramos esto, la derrota que supone este Acuerdo se puede revertir en los próximos dos o tres años, antes de que los despidos se produzcan y con unas elecciones sindicales y autonómicas de las que puede surgir una nueva representación sindical y un nuevo gobierno regional.
Madrid, 16 junio de 2018
Movimiento Asambleario de trabajadoras-es de Sanidad