La situación de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid es de una alarmante situación. Sometida a un continuo recorte presupuestario nunca ha sido una prioridad para los gobiernos del Partido Popular, apoyado en los últimos 4 años por Ciudadanos.
Los distintos gobiernos de la CM apostaron por la “oportunidad de negocio” que ofrecían las privatizaciones en el sector hospitalario, y paralelamente fueron abandonando la AP.
Hoy su lamentable situación se puede constatar por la falta de profesionales que se niegan a trabajar en Madrid por las condiciones que se les ofrecen, contratos basura sin ninguna perspectiva de estabilidad, y retribuciones por debajo de otras CCAA. Esto ocasiona una dedicación muy escasa por paciente sin posibilidades de organizar las agendas, que en demasiados casos son dos o tres conjuntas en el mismo día por la falta de profesionales, de esta forma se ven obligados a atender 50, 60 ó 70 personas. Falta de Pediatras en numerosos Centros de Salud, de odontólog@s, enfermer@s o personal administrativo.
La Consejería de Sanidad a finales del pasado año propuso un recorte del horario de los Centros de Salud, justificándolo en que de esta forma se paliaba  la “penosidad” que suponían los turnos de tarde para conciliar la vida familiar y laboral. Afirmaron, igualmente, que estaba descartado la contratación de más profesionales. Este recorte horario lo apoyaron en la Mesa Sectorial Amyts y Csit y lo rechazaron el resto de sindicatos, así como el Mats y la población que organizaron movilizaciones contra el adelanto del cierre de los CS a las 18,30h.
Lo que el gobierno en funciones de la CM dijo en los primeros meses del año sobre que no modificaría los horarios en más CS que los 14 que inicialmente lo habían implantado, ha pasado a dejar hacer en los que quieran implantarlo.
Mientras la Plataforma AP SE MUEVE, integrada por médicxs de familia,  se  había organizado alrededor de una tabla reivindicativa que presentó a la Consejería de Sanidad. En ella se pedía el incremento hasta el 25 % del presupuesto en AP, 12’ por paciente, acabar con los turnos fijos de mañana y tarde, comenzando por las nuevas incorporaciones con 4M/1T, entre otras peticiones. La contestación que obtuvieron por parte de la Consejería fue muy escasa, por no decir nula, lo que motivó concentraciones y una huelga.
Actualmente Amyts negocia en la Mesa Sectorial la “penosidad” del  turno de tarde, ruralidad o agresiones, la contabilidad doble de los doblajes realizados para la baremación en bolsa, los trabajos “extraordinarios”, nuevos turnos con 4 mañanas y una tarde, contratos de dos años para los nuevos profesionales médicos que se incorporen, pago inmediato de la carrera profesional, entre otros asuntos.

Algunas cuestiones básicas que queremos señalar por el curso que han tomado las movilizaciones y las negociaciones de Amyts en la Mesa Sectorial.

Compartimos en general las reivindicaciones que hace AP SE MUEVE, pero a nuestro entender ha vuelto a caer en una lucha parcial de pediatras, médicos y médicas de familia aislados del resto del personal que conforman los Equipos de Atención Primaria, lo cual nos parece un error. Pensamos que esto sólo perjudica al necesario trabajo conjunto que ha de desarrollar todo el personal en AP. La especificidad de la labor del médic@ no es óbice para ignorar la que tiene el personal enfermero, el administrativo, etc. Y, por otra parte, una lucha por una AP de calidad y universal, que a día de hoy no lo es, no puede estar al margen de la participación de la población.
Por otra parte, las negociaciones de Amyts en la Mesa Sectorial no inciden en lo esencial como es:
Exigencia de un incremento del presupuesto para abordar la contratación de más profesionales y poder de esa forma tener una mayor dedicación por paciente.
Esto debiera de haber constituido el primer punto de una negociación más amplia que todos los sindicatos de la Mesa Sectorial debieran haber llevado a cabo desde el primer momento, como se comprometieron en la campaña electoral, por la aplicación de las 35 horas para todo el personal del SERMAS,  porque sin aumento de las plantillas se seguirá deteriorando la AP, colapsando las urgencias y cerrando camas en los hospitales de gestión directa.
Movimiento Asambleario de Trabajadoras/es de Sanidad

Los centros de salud de Madrid tienen más de 350 plazas de médicos y pediatras sin cubrir