Entrevista del MATS a José Ángel Gómez-Chamorro

Una vez que salta a los medios de comunicación la noticia sobre la decisión de la Consejería de Sanidad de entregar la construcción de un edificio en el Hospital Ramón y Cajal a una empresa privada a través del modelo de Concesión Administrativa, decidimos entrevistar a José Ángel Gómez-Chamorro, diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, miembro de la comisión de sanidad de dicha Asamblea y trabajador en excedencia del Hospital Gregorio Marañón. El motivo de esta entrevista es que, junto a la aparición de la noticia, ha sido pública la oposición de este partido a la ejecución de dicha concesión.

  • Se ha publicado recientemente en prensa que una empresa privada va a construir un nuevo edificio en el Hospital Ramón y Cajal, con parking, hotel de guardiasy extracciones centrales.  Dicha construcción se hará bajo la fórmula de Concesión Administrativa lo que, concretamente, supondrá que dicha empresa podrá explotar durante 40 años el parking del mencionado edificio. ¿Podrías explicar las razones por las que vuestro partido se opone a que este edificio sea construido bajo esta modalidad?

El Grupo Parlamentario Socialista va a pedir explicaciones sobre este asunto al Gobierno Regional. Llama la atención que la reforma no esté incluida en ningún plan director que planifique las necesidades del hospital, habiendo por tanto una clara falta de transparencia por parte del Gobierno, además, este modelo supone hipotecar un edificio del hospital, condicionarlo a la venta del negocio del parking, como así lo ha manifestado públicamente nuestro portavoz de la comisión de sanidad.
El servicio de parking de los centros hospitalarios de la red pública de la Comunidad de Madrid supone un coste adicional para los usuarios que necesitan hacer uso de los mismos, en ninguno de ellos se discrimina  precio alguno en función de las necesidades de utilización de los mismos, es indiferente el uso por visitas o acudir a urgencias, consultas, pruebas diagnósticas etc…, esto es importantísimo ya que el hecho de acudir a una consulta externa donde la permanencia de media suele de tres horas el coste por este servicio necesario como media estaría en 14, 98 Euros en el Hospital Gregorio Marañon o de 7,20 euros en el Hospital 12 de Octubre por ejemplificar los dos extremos. Nos hallamos por tanto ante un copago encubierto frente a una necesidad imprescindible del paciente.
Estas tarifas han sido y son motivos frecuentes de quejas de muchos usuarios de los aparcamientos hospitalarios quienes sufren un coste adicional por la asistencia sanitaria pública.
 

  • La privatización (externalización, que dicen los privatizadores) tiende a costarnos más, recibimos peores servicios, tenemos menos control sobre ellos y tienen menos responsabilidad democrática frente a nosotros/as, la ciudadanía. ¿Conoces alguna otra medida reciente en el Hospital Ramón y Cajal que esté suponiendo privatizar funciones o servicios?

La externalización de servicios en el Hospital Ramón y Cajal no es una excepción respecto a otros hospitales públicos de nuestra comunidad, el Hospital Clínico o el Hospital Gregorio Marañón son también claros ejemplos. Se evidencian continuos sobrecostes de lo que se contrata inicialmente, teniendo esto una especial incidencia en las necesidades de mantenimiento o reparaciones, generando ello numerosos trabajos que se realizan sin estar sujetos a pliegos de condiciones, siendo el volumen de facturas en mi opinión desmesurado. Dos ejemplos claros de lo que se podría hacer en el Hospital Ramón y Cajal con sus propios recursos serian: el Servicio de Mantenimiento de Camas Eléctricas, Camillas Hidráulicas y Camillas de Ambulancias o las Obras para la reforma y sustitución de la instalación de conductos en el Área de Hospitalización de Urología del Hospital. Un aspecto fundamental a este respecto que no debemos obviar son las condiciones laborales de los trabajadores, pues con esta fórmula se precariza el empleo público. La administración no debería contribuir a que los y las trabajadores y trabajadoras  tengan distintas condiciones de trabajo más allá de que se subcontraten determinados servicios, siendo necesario legislar y actuar para que esto no ocurra.
 

  • Usted ha afirmado recientemente en la Asociación de Vecinos de Tres Cantos que “se gobierna con los presupuestos” y “que el presupuesto de sanidad es de 8.000 millones de euros y 974 son para servicios del sector privado”. Curiosamente, la modalidad de Concesión Administrativa de la que estamos hablando, que fue tan utilizada por los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, ha sido la principal causante de la distribución presupuestaria que señala, que permite el trasvase de la octava parte del dinero público a empresas privadas. ¿Qué opinión le merece que un gobierno de coalición formado por PP-Cs siga aplicando las mismas fórmulas privatizadoras que los gobiernos monocolores del PP y, además, haya designado Consejero de Hacienda al Fernández-Lasquetty, conocido por sus afanes privatizadores?

La verdad es que no tenemos ninguna esperanza de que esto cambie, el gobierno de derechas de nuestra comunidad, condicionado y guiado por la extrema derecha (VOX), no va a favorecer un cambio en este sentido, continúan en la misma clave de los gobiernos anteriores del PP, es más, la presencia del Sr. Fernández-Lasquetty afianza esta posición privatizadora.
 

  • ¿Tenéis preparadas algún tipo de medidas para parar o dificultar estas medidas claramente privatizadoras?

Nuestra labor como Grupo Parlamentario y como primera fuerza política de la Comunidad de Madrid se basará en continuar fiscalizando y denunciando todas las arbitrariedades que detectemos desde nuestra posición, pero para revertir esta complicada situación nuestra única esperanza es un cambio de gobierno y