Desde la Sección Sindical del M.A.T.S. del Hospital Clínico, denunciamos a la Gerencia de este Hospital por la improvisación, falta de Planificación y control y vulneración de los Protocolos de vacunación de la Covid-19, especialmente en lo relativo a los criterios de priorización de grupos en su administración en este Centro.

Entre todas estas actuaciones, resulta especialmente alarmante la vacunación de cientos de antiguos trabajadores jubilados de este centro en las jornadas de los días 16 y 17 de Enero de 2021, a través de un llamamiento hecho por la Dirección, saltándose todos los Protocolos Oficiales de Vacunación.

Esta actuación negligente e irresponsable podría originar un serio problema de Salud Pública, ya que las vacunas administradas a estas personas deberían haber sido administradas a las trabajadoras y trabajadores del centro que están en contacto directo con pacientes contagiados y que, por tanto, están expuestos a un mayor riesgo de contagio.

Desde el 9 de Enero, día en que empezaron a administrarse las primeras dosis al personal de este centro, todo el proceso  ha estado caracterizado por una total improvisación y una falta absoluta de control, ya que se ha vacunado indistintamente a cualquier trabajador/a que lo solicitase, sin tener en cuenta los requerimientos exigidos en los Protocolos.

Esta nefasta Gestión, que pone en riesgo la salud de pacientes y trabajadores/as exponiéndoles a un posible contagio, debería haber bastado para que los órganos de la Administración competente hubiesen iniciado ya un proceso de investigación de esclarecimiento de los hechos, depurando responsabilidades si se dieran las pruebas suficientes para iniciar un procedimiento sancionador.

Desgraciadamente, ya tenemos suficientes experiencias en este Hospital ante situaciones derivadas de una mala gestión de la actual Dirección, que nos hacen presagiar que, nuevamente, esta Gerencia saldrá indemne tras estas irregularidades, por lo menos en lo que a las actuaciones de la Administración de la Comunidad de Madrid se refiere.

Sin ir más lejos, basta recordar los errores intencionados en los expedientes de contratación administrativa para favorecer los intereses de determinadas empresas, o la desaparición de bienes del hospital por valor de 7 millones de euros que siguen sin justificarse, entre otras cuestiones.

Es por ello que esta Gerencia , como alumna aventajada en la puesta en práctica de las políticas privatizadoras de los diferentes Gobiernos de la Comunidad de Madrid, lejos de sentirse amenazada, defiende sus posiciones sin la obligación de dar ninguna explicación que pueda acreditar la legalidad de sus actuaciones o descargando la responsabilidad sobre otros.

Así lo hace también en esta ocasión, señalando a la “ Asociación de Médicos Jubilados” como responsable del llamamiento de cientos de personas jubiladas (antiguos trabajadores/as del centro) para que acudieran a vacunarse al Hospital los días 16 y 17 de Enero, aún a sabiendas de la propia Gerencia de que se estaban incumpliendo todos los protocolos de vacunación.
A esto hay que añadir una total falta de transparencia en el acceso a la información, estandarte del que el Gobierno de la Comunidad de Madrid (de quien depende esta Gerencia) siempre presume entre sus virtudes y que esta Gerencia también parece ignorar.

A fecha de hoy, no se sabe el número de trabajadores/as vacunados en el centro, el número de los que han recibido las primeras dosis o las segundas, el ritmo de vacunación o las vacunas que se suministran diaria o semanalmente, las dosis administradas al personal de las contratas externas las que se han administrado ilegalmente incumpliendo los protocolos, motivo más que suficiente para haber tomado algún tipo de medida disciplinaria contra esta Gerencia.

En definitiva, entendemos que todas actuaciones de la Gerencia del Hospital Clínico en el proceso de vacunación del Covid-19, no pueden quedar impunes. Las consecuencias de la mala aplicación de las recomendaciones y protocolos en la administración de la vacuna del Covid-19, pueden ser nefastas para la salud de pacientes y trabajadores/as y pueden ocasionar incluso un grave problema de salud Pública, que en estos momentos de expansión de los contagios durante la tercera ola, no nos podemos permitir.
Desde el M.A.T.S, EXIGIMOS la dimisión inmediata de la Dirección de este Centro y la investigación y esclarecimiento de estas actuaciones, por si pudieran ser constitutivas de un delito contra la Salud Pública, exigiendo las responsabilidades correspondientes.

No obstante, independientemente de que se lleven a cabo o no de oficio este tipo de actuaciones, activaremos todos los mecanismos necesarios para evitar que se ponga en riesgo la salud de la población, y se depuren las responsabilidades que sean necesarias.

Sección sindical del MATS

Descárgate aquí el boletín del Hospital Clínico