hospital-cafeteria-pSegún informa hoy 2 de enero El Boletín, la Comunidad de Madrid ha adjudicado el servicio de catering del Hospital de El Escorial a Serunión, empresa que ha terminado 2016 con múltiples denuncias, entre las que destaca la presencia de madera en verduras, comidas con mal sabor o sin valor nutritivo e, incluso, presencia de Listeria Monocutogeneses, gusanos o falta de pasteurización.

Esta compañía, que a partir de ahora será la encargada de «la gestión y suministro de víveres para la elaboración de dietas alimenticias y explotación de la cafetería y máquinas de vending» en el mencionado centro sanitario, ha acumulado en el Ayuntamiento de Logroño hasta tres infracciones. El problema con esta empresa ha llegado al punto de que el gobierno municipal, según El Boletín, ha decidido dar paso al expediente de rescisión a exigencias de la oposición tras una denuncia presentada por una usuaria al encontrar madera en la barqueta de un plato de acelgas con patatas. Esta no ha sido la única denuncia por parte de las usuarias y usuarios: se quejan de comida amarga, nulo sabor nutricional y dificultad de discernir sobre si lo que están ingiriendo es carne o pescado, como informó en su momento un medio digital riojano.

El Ayuntamiento logroñés ya había sancionado en dos ocasiones por falta grave a Serunión por la falta de pasteurización y la deficiente presentación y en otra ocasión más por falta muy grave al aparecer en uno de los menús bacterias ligadas a problemas de falta de higiene y superficie en los alimentos relacionados con su envasado o su manipulación.

Aún hay más: según informa El Boletín, en el año 2014 en Castilla y León, esta empresa sirvió en seis colegios públicos sopa de pasta en la que se encontraron larvas de gorgojo, o sea, gusanillos de esos que encontramos en los cereales mal conservados. Eso sí, como la larva estaba muerta no supuso un riesgo para la salud del alumnado. Las madres y padres del AMPA de un centro escolar recogieron más de 7000 firmas en las que, además de la presencia de las larvas, se denunciaba la escasez de las raciones, el sabor de las comidas, exceso de agua en ellas, patatas duras….

Hay más: acusaciones de intoxicación en diversas provincias y un expediente en Segovia al encontrar un alumno un trozo de cuchilla en la sopa.

A pesar de todo ello les ha sido adjudicado por la Comunidad de Madrid el servicio de catering en un hospital de la red pública por un total de 206.686 euros. Parece ser que estas denuncias no han sido tenidas en consideración por la Comunidad, a la que le ha parecido admisible la oferta de Serunión. La única que se ha presentado a licitación.