La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafhc) llama a movilizarse a aquellos que trabajan con afectados de la enfermedad para la defensa de la Sanidad Pública.

IMG_2285En plena campaña electoral, la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafhc) ha elevado la voz para gritar por la defensa de la Sanidad Pública. “No queremos que se vuelvan a suceder en este país episodios tan terribles como los que hemos vivido los enfermos de Hepatitis C, a los que se nos negaron los tratamientos porque el Gobierno del PP tenía más en cuenta el coste de los medicamentos que el derecho a la salud”, recuerda el colectivo.

Por ello, la asociación ha hecho un llamamiento a todas las plataformas, asociaciones Y colectivos sociales que trabajan con afectados de Hepatitis C en los diferentes territorios del Estado para participar en las movilizaciones “con los movimientos que defienden la Sanidad Pública, de calidad y universal”.

Pero una vez hecho el llamamiento, la Plafhc ha realizado una lista de exigencias para los partidos políticos que se presentan a las elecciones generales. La primera petición tiene que ver con su lucha: “Queremos unos medicamentos que nos curen y también a los que podamos acceder las personas sin distinción social”.

Pese a que el Ejecutivo de Mariano Rajoy cedió y accedió a la elaboración de un plan para frenar a la Hepatitis C, aún son bastantes los afectados que no han podido recibir el medicamento, sobre todo aquellos que se encuentran en prisión. Ligado a ese problema que sufre el colectivo, otro de los reclamos habla de cambiar el sistema de acceso a los medicamentos. “El Ministerio de Sanidad debe impedir que las farmacéuticas sigan lucrándose a costa de la salud y la vida de los ciudadanos”, asevera la Plafhc.

“El sistema público de salud debe ser cien por cien público porque esa es la única garantía real de que nuestros derechos se respetan. No queremos injerencias. No queremos que nuestros centros sanitarios sean gestionados por empresas con ánimo de lucro. No queremos que el sistema de salud gire en torno al dinero privado, sino que el dinero público proporcione una buena calidad asistencial”, concluye el colectivo.

El Boletín