• La Comunidad y el Ministerio de Sanidad responsabilizan a la empresa suministradora.
Entrada de Urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de...

Entrada de Urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. DIEGO SINOVA

JAIME G. TRECEÑO

Una llamada de teléfono del Hospital Príncipe de Asturias sorprendió a Quique. «Le llamamos para informarle que no vamos a poder suministrarle la última vacuna BCG -Bacillus Calmett-Gérin-, que tenemos problemas de suministro. Estamos llamando a los enfermos de cáncer de vejiga que están en los estadios menos agresivos que no podemos suministrarles las últimas vacunas del tratamiento», asegura que dice que le dijeron.
De nada le sirvió, indignarse, ni pedir explicaciones. No le quedaba más remedio que asumir sin más lo que desde el hospital le decía.
Un portavoz de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid respalda punto por punto la denuncia pero señala directamente al Ministerio de Sanidad y a la empresa suministradora, el laboratorio Merck Sharp & Dohme (MSD). «Se nos informó que había problema de suministro y este problema se está dando en el Hospital Príncipe de Asturias, si no en todos los centros de Madrid y de España.
El pasado 16 de septiembre la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, remitió una nota a la Consejería en la que le informaba de esta circunstancia. «Se están realizando las gestiones oportunas para localizarlo como medicamento extranjero y proceder a su importación», precisaba en el escrito.
En esa nota informativa precisaba que el BCG es utilizado para el tratamiento del carcinoma urotelial superficial in situ de la vejiga. A grandes rasgos se puede decir que hay dos grandes grupos de afectados, a los que el cáncer se le ha extendido hasta llegar al músculo (los casos más graves) y los que lo tienen de manera superficial, que son los afectados por este tratamiento de BCG. Se trata de enfermos que han pasado por el quirófano a los que se les ha extirpado el bicho que tenían de forma superficial en al vejiga. Luego, además de otros tratamientos toman esta vacuna de forma temporal de forma preventiva, según explica uno de los enfermos.

Las administraciones lo achacan a un problema de suministro

El organismo ministerial asegura que el laboratorio MSD le ha informado que «debido a una investigación que se está llevando a cabo en la planta de fabricación de este medicamento, se ha suspendido la liberación de lotes a nivel mundial, provocando un desabastecimiento global, y que sólo podrán suministrar algunas unidades y de un modo no regular por lo que no pueden garantizar el abastecimiento completo del mercado». El medicamento se llama Oncotice 2-8 X 10(8) UFC.
Además de este medicamento, hubo otro, IMMU-CYST BCG que se comercializó en España y que dejó de suministrarse en junio de 2012 por «desabastecimiento» y la situación prosigue. El tercer medicamento que se comercializa en nuestro país con el mismo principio activo y la misma indicación, Vejicur, «ha entrado en rotura de stock» y no está previsto que restablezca el suministro hasta abril de 2015.
La agencia informó que hasta que pueda asegurar se el suministro de BCG en cantidad suficiente como para cubrir las necesidades mensuales habituales, se distaron diferentes recomendaciones. Los pacientes que estén en régimen de mantenimiento «se le suspenderá la administración» hasta que haya más disponibilidad. Además, se prioriza el inicio del tratamiento en función del riesgo, tanto intermedio como alto.
El Mundo