Las instituciones no están concebidas para que la representación de la ciudadanía pueda llegar a doblegar la voluntad del poder económico global ni de sus gobiernos a través de lo que mayoritariamente se aprueba en las mismas si no es del agrado de estos, los cuales muy mayoritariamente están al dictado de dicho poder.

El pasado jueves la Asamblea de la Comunidad de Madrid aprobó por unanimidad una Enmienda Transaccional sobre Atención Primaria firmada por todos los grupos parlamentarios (PP, PSOE, C’s, MAS MADRID, VOX y UPIUMP). Dicha enmienda se realizó a la Propuesta No de Ley que presentó UP IU Madrid en Pie, en la que se instaba a la Asamblea de Madrid para que instase al gobierno a que : “Retire la “Propuesta de modificación organizativa en Atención Primaria para adecuar la atención sanitaria a la distribución de la demanda asistencial”. Incremente de manera progresiva el porcentaje del gasto sanitario público destinado a Atención Primaria al 25% del gasto sanitario público total. Aplique el acuerdo de la mesa sectorial de 2006 relativo al complemento de penosidad del turno de tarde.”

La PNL de UP IU Madrid en Pie pretendía dos cuestiones que hoy día son necesarias e inaplazables para el mantenimiento y mejora de una AP de calidad, como son: Que no se lleve a cabo el recorte horario en los Centros de Salud, y contar con más presupuesto para evitar el progresivo desmantelamiento de la misma. Por eso representaba un avance.

El primer punto era clave para frenar el recorte de horarios que se está dando en los Centros de Salud desde finales del pasado año con la propuesta de modificación organizativa del gobierno del PP, que había avalado en la Mesa Sectorial el sindicato corporativo de médicas/os AMYTS. Cuando en 14 Centros de Salud se llevó a cabo el cierre de las citas a las 18,00 h quedando sólo unos pocos profesionales de guardia hasta las 9,00h, se movilizó la población y numerosos colectivos como la Plataforma de Centros de Salud, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos y numerosas plataformas en defensa de la sanidad pública para impedir lo que consideraban una agresión más a la deteriorada Atención Primaria madrileña.

Sin embargo la PNL recibió diversas enmiendas de los grupos parlamentarios, las de C’s eliminaban el primer punto y lo sustituía por: “Dar cuenta de los resultados de evaluación del Proyecto de Medidas organizativas de las consultas de Atención Primaria”. Pretendía que todo continuase igual, y al gobernar junto al PP, está claro que están de acuerdo en seguir por la misma senda que ha llevado al deterioro de la AP.

Por su parte Vox pedía directamente rechazar el primer punto y respecto de la mayor inversión exigía ahorro y racionalización del gasto para destinarlo a partidas de personal…

Mas Madrid apoyaba los dos primeros puntos y en el tercero lo sustituía por el contenido del propio Acuerdo de Mesa Sectorial del año 2006, relativo al complemento de penosidad establecido en un 15% del salario proporcional al número de tardes realizadas. Además, elaboró 9 enmiendas de adicción para la mejora de la Atención Primaria. Algunas de ellas sobre mejoras en la conciliación horaria de los y las profesionales, el redimensionamiento de los cupos en base a un indicador compuesto que no considere solamente el número de personas y su edad, sino que introduzca criterios de complejidad clínica y variables socioeconómicas, dotar de la suficiencia presupuestaria para poder cubrir el 100% de las ausencias previsibles de los y las profesionales. También añadía la mejora de los recursos a las “Unidades de Apoyo”, consideración preferente de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria para la asignación de determinado número de plazas en AP, y equiparar las condiciones laborales y formativas de los profesionales que trabajan en los Servicios de Urgencia de Áreas Rurales.

Como se puede comprobar en la Enmienda Transaccional aprobada por unanimidad en el primer punto se aplaza la propuesta de recorte de horario hasta que se proceda a tener el informe sobre los resultados y consecuencias de haberlo aplicado en los 14 CS. Es fácil adelantar cual será el contenido del mismo, cuando lo han de realizar profesionales que están de acuerdo con el recorte horario… Y no pienso que tengan en cuenta la dificultad en la accesibilidad a la atención que están sufriendo un porcentaje nada desdeñable de personas que por problemas laborales, por ejemplo, no puedan llegar a sus CS para ser vistos por sus profesionales de referencia, ni ellos ni sus hijos. Ni se tenga en cuenta la falta de longitudinalidad, un valor en si mismo de la AP. Ni en qué cuantía se han incrementado las urgencias… O cómo han crecido las pólizas de seguros médicos para quienes se lo pueden permitir.

En el segundo punto no se acota el periodo durante el cual se debe elevar la inversión de la AP al 25% del gasto total en sanidad, quizás por eso la mayoría de los grupos de la derecha estuvieron de acuerdo.

No se puede negar que la enmienda transaccional recoge las propuestas de mejora que se presentaron en las enmiendas de MM, de cualquier forma cabe preguntarse si tan buena síntesis de puntos que mejorarían objetivamente la situación de la AP aprobados por unanimidad se llegarán o no a cumplir.

Las instituciones no están concebidas para que la representación de la ciudadanía pueda llegar a doblegar la voluntad del poder económico global ni de sus gobiernos a través de lo que mayoritariamente se aprueba en las mismas si no es del agrado de estos, los cuales muy mayoritariamente están al dictado de dicho poder.

Los límites de las instituciones comienzan desde sus reglamentos, los cuales permiten que lo que se aprueba no sea algo vinculante para los gobiernos, este es el caso de la Asamblea de Madrid. Por esto la Transaccional aprobada en el pasado pleno no es de obligado cumplimiento para el gobierno de Díaz Ayuso y Aguado. Y por ello nada hace pensar que lo vayan a cumplir. Una de las razones de por qué el PP no presentó ninguna enmienda, es que le daba igual, ya se molestaría C’s en hacerlo más digerible, y así la enmienda de estos obvió la exigencia de retirar el plan de modificación horaria con el señuelo de esperar al informe. En la negociación que tuvo lugar entre los grupos, con la mayoría de las derechas, solo pudo conseguir UP IU Madrid en Pie ese aplazamiento de la medida hasta contar con una evaluación, ya veremos sus conclusiones…

El resto de medidas que se aprobaron sobre la mejora de la AP no se pondrán en marcha ni se aplicarán si no existe una clara voluntad de elevar la inversión y poner la AP en primer plano del Servicio Madrileño de Salud, y esto no está en la agenda de las derechas.

De cualquier forma para lo que servirá la Enmienda Transaccional a lo largo de la legislatura será para recordar a los grupos parlamentarios que apoyan al gobierno ( C’s y Vox) lo que aprobaron y la falacia que supone no cumplirlo. A las y los profesionales de los CS y a la ciudadanía para que exijan al gobierno su cumplimiento. Si bien no podemos olvidar que el gobierno de las derechas tiene otros planes que no pasan por la defensa y mejora de la AP, luego sólo con la fuerza de la movilización de todos y todas los que defendemos una sanidad pública y una AP fuerte se podrá conseguir revertir sus planes.

Carmen San José Pérez

Médica de Familia