illes_balearsHace un par de meses que el Govern decidió abrir los centros de salud por las tardes, pero los encargados de que estos funcionen, es decir médicos y enfermeros, personal de Atención Primaria, hacen una valoración muy negativa de la situación actual a la que ha llevado tomar esa decisión «sin previsión ni estudio de ningún tipo y sin haberles consultado» según explica el Grupo de coordinadores de equipos de Atención Primaria de Mallorca. La situación es tal que «A día de hoy muchos profesionales se encuentran listas de espera de entre 7 y 10 días, datos nunca vistos en estas fechas».

Según el grupo de profesionales de Atención Primaria, que se pueda abrir por las tardes se ha conseguido «por el sobreesfuerzo de los equipos, y con la nula colaboración de la Administración». Los médicos y enfermeros de Atención Primaria explican en un comunicado que «se pudiera pensar que estamos ante una ampliación real del horario, si no fuera porqué todas esas consultas de tarde se han perdido de la mañana».

Igualmente denuncian que se incluyan en el total de visitas atendidas las urgencias, como si fueran consultas y presentarlo así como un aumento de accesibilidad o una mejora del servicio, cosa que creen es una visión erronea de la realidad creada.

Ante esta situación, los profesionales de Atención Primaria denuncian que avisaron reiteradamente a los responsables de tomar esta medida, de las dificultades que entrañaban estos cambios, sobre todo en diciembre «el peor mes del año para conseguir sustitutos, por la más que conocida falta de recursos humanos y por lo tanto la dificultad de mantener la estabilidad en las consultas. nunca nos fue presentado un plan de recursos humanos ni una contratación extraordinaria de sustitutos a pesar de que se pidió», sentencian.

Finalmente denuncian la grave situación que se vive en algunos puntos, ya que «este déficit de personal médico principalmente, ha ocasionado faltas graves de cobertura de atención sanitaria, especialmente en la Part Forana, que ha incluido el cierre de inidades básicas por falta de personal».

En último lugar inciden especialmente en la gravedad de la situación de la atención pediátrica, «La situación ha empeorado hasta el punto en que, según datos aportados por la Asociación de Pediatría de Balears, en el Llevant de Mallorca, que un niño sea visto por un pediatra tiene una probabilidad del 17%», explican, a lo que denuncian «hay zonas de primera, segunda y tercera en lo que a Atención Pediátrica se refiere en Mallorca».

Fuente: Mallorca Diario