Los recortes presupuestarios y el final de la sanidad universal en el Estado español

CARMEN SAN JOSÉ PÉREZ

Domingo 16 de febrero de 2014
Resumen de la ponencia presentada en la Conferencia que la Red europea contra la privatización y la mercantilización de la sanidad y la protección social celebró el día 7 de febrero de 2014 en Bruselas

Gasto sanitario público en distintos países.  HEALTH AT A GLANCE 2013: OECD INDICATORS © OECD 2013

La Red Europea contra la privatización y mercantilización de la sanidad y la protección social presentó un Manifiesto el día 7 de Febrero en Bruselas en el marco de una Campaña de información sobre la situación de la sanidad en Europa. Del contenido del mismo se informó a 12 embajadores ante la UE de diferentes países, y a la propia Comisión Europea. Además, se pidió a la Unesco que se incluyera como bien inmaterial de la Humanidad un Sistema solidario y universal de protección social.

El Manifiesto elaborado con datos de la situación en los distintos países de la UE muestra como han incidido en los sistemas sanitarios los recortes del gasto público y las privatizaciones. Cómo esto no es ninguna fatalidad, ni la única alternativa ante la crisis del neoliberalismo. Sino que son la consecuencia de la aplicación de las políticas de austeridad dictadas por las Troika.

Dos son los objetivos que se persiguen con este Manifiesto, el primero es difundirlo entre la ciudadanía europea, de esta forma esperamos que sirva de herramienta tanto para la comprensión de la situación, como para impulsar la lucha contra los recortes y las privatizaciones en Europa. Y, el segundo, que todos y todas las candidatas a las próximas elecciones europeas lo respalden y defiendan.

En los últimos años en nuestros países, en mi caso en el Estado español, el Sistema Nacional de Salud (SNS) se está desmantelando, principalmente debido a los recortes presupuestarios, a las privatizaciones y al fin de la cobertura universal.

Como todos saben a España se le impusieron determinadas políticas de ajuste, sobre todo ante el rescate bancario en 2012. Las políticas de austeridad llevadas a cabo por el FMI, Comisión Europea y BCE, de acuerdo con los gobiernos españoles del Sr. Zapatero primero, y, después, del Sr. Rajoy, han tenido efectos devastadores sobre la población española.

Dos son los documentos que constatan como el gobierno conservador actual se comprometió a reducir el gasto sanitario público, bien conocidos por la propia Comisión Europea que lo supervisa: Programa Nacional de Reformas del Reino de España 2012 (PNR), y Actualización del Programa de Estabilidad del Reino de España 2013-2015. De esta forma ya se han conseguido recortes de 7.267 millones, previstos para el periodo 2012-2014 en los Planes Económico Financieros de las CCAA, que son precisamente las encargadas de la cobertura sanitaria, y se estima una reducción del peso del gasto sanitario público en relación con el PIB hasta llegar al 5,4% en 2016 (Tabla 1), lo que significan niveles de gasto de principios de los años 80.

Esto convertirá el SNS, solo por la vía de los recortes, en un sistema con escasas infraestructuras, carente de personal, -ya se han despedido a 55.000 trabajadores y trabajadoras sanitarias en los tres últimos años-, y de pésima calidad asistencial. Un sistema colapsado por las enormes listas de espera, son más de medio millón de personas esperando una intervención quirúrgica (tabla 2) del que huyen todas las personas que pueden pagarse un sistema privado.

Tabla 1: Arriba Gasto Sanitario Público (GSP) representado por los Presupuestos Iniciales de las CCAA. En la parte de abajo GST recogido como gasto total consolidado. Y en la parte de la derecha del cuadro (coloreado) los años en los que todavía no se cuenta con gasto final consolidado. Elaboración propia con datos del Sistema de Cuentas de Salud del MSSSI.

Tabla 2: Sistema de información sobre listas de espera en el SNS.

No es que el gasto sanitario público fuese desmedido, o que estuviera por encima de lo que “nos podíamos permitir” como muchos afirman, ya que siempre se mantuvo por debajo de la media de la UE. Es que, de común acuerdo, PP y PSOE decidieron en 2011 un cambio constitucional que priorizaba el pago de la deuda y la aplicación de los recortes al gasto público.(Tabla 3 al inicio de la noticia)

Por otra parte, las privatizaciones se están produciendo a gran velocidad, pasando los hospitales públicos a ser gestionados por empresas privadas, consiguiendo de esta forma hacer negocio con los recursos económicos públicos. En los últimos años se ha llegado a gestionar con ánimo de lucro hasta la tercera parte de los presupuestos públicos dedicados a sanidad, aunque hay grandes diferencias entre CCAA. Un ejemplo muy ilustrativo es el coste de una cama en un hospital privado, es decir, lo que tiene que se tiene que abonar con fondos públicos a la empresa IDC Salud por atender a pacientes cuyo único hospital de referencia es el de Valdemoro, y otro público de la CM. Cabe también señalar como a la par que ha disminuido el presupuesto en el hospital público ha subido la cuantía que se trasfiere al privado (tabla 4)

                                                                                                                                    Tabla 4: elaboración propia con los datos de los presupuestos de la Comunidad de Madrid.

Por último, desde el Real Decreto Ley 16/2012 el modelo sanitario de cobertura universal ha desaparecido, pasando a otro de tipo “aseguramiento”, donde sólo los trabajadores/as que coticen o sus beneficiarios (esposa, hijos menores de 26 años) tendrán derecho a la asistencia sanitaria. Quedando por tanto excluidos los inmigrantes en situación irregular y otros colectivos.

En otras palabras, casi un millón de personas -873.000 extranjeros- han sido excluidas de la asistencia sanitaria, dejándoles sólo la atención en urgencias, a las gestantes y a los menores de 18 años. Esta situación ha desembocado en que ya hay dos muertes oficialmente reconocidas como consecuencia de la aplicación del citado RDL.

Con anterioridad todas las personas inscritas en el padrón de los municipios en el que tuvieran su domicilio habitual, tenían derecho a la asistencia sanitaria en las mismas condiciones que las y los ciudadanos españoles.

El Comité del Consejo de Europa que supervisa la Carta Europea de Derechos Sociales acaba de emitir un informe donde reconoce que el RDL 16/2012 viola el articulo 11 de la Carta Social Europea, y le recuerda al Estado español que “los estados tienen obligaciones positivas respecto al acceso a la sanidad de las personas migrantes con independencia de su estatus administrativo.”. Y le advierten que si se mantiene igual el RDL 16/2012 la situación del derecho a la salud no se ajustará a las disposiciones de la Carta Social Europea.

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas en Mayo del 2012 también hizo saber al Estado español que asegurase el acceso a los servicios de salud de todas las personas que residían en su territorio, cualquiera que sea su situación administrativa, en consonancia con el principio de universalidad de las prestaciones sanitarias.

En Enero de 2013 el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas conexas de intolerancia, recomendó la revisión de las medidas de reforma de la salud adoptadas en el contexto de la crisis económica para asegurar el acceso a la sanidad de los inmigrantes sin importar su estatus migratorio.

Hace solo un mes, en diciembre de 2013, el Comisionado Europeo de Derechos Humanos recordó en un informe el impacto en los DD HH de las reformas y políticas de austeridad en Europa, manifestando que los períodos de dificultades financieras, como el que experimentan España y otros Estados europeos no son situaciones de emergencia que conlleven automáticamente la restricción de los derechos sociales y económicos, y el deterioro de la situación de los grupos sociales vulnerables.

Como todos los organismos recuerdan: ni la crisis, ni las políticas adoptadas de austeridad pueden ser una coartada para no cumplir la Carta Social Europea ni los DDHH.

Lo último que ha contestado el gobierno de España es que todas las personas son “atendidas”.

Otras consecuencias de este RDL 16/2012 están siendo igualmente dramáticas para las personas más vulnerables ya que instauraron los copagos para medicamentos a los pensionistas, y subieron el porcentaje que pagan las y los trabajadores. Hoy hasta el 17% de los pensionistas no pueden abonar sus medicinas y han abandonado sus tratamientos. Para los inmigrantes que han quedado sin atención sanitaria, aunque sean atendidos en urgencias no se les facilita la medicación.

Todo esto unido al déficit generalizado en protección social: pensiones, subsidios de desempleo, vivienda, ayudas a personas dependientes, ancianos, etc. ha producido un deterioro en la salud de la población española. Las primeras cifras de mortalidad publicadas por el INE ya apuntan a un aumento del 4,6% en 2012, también se constata peor salud mental con la elevación del consumo de ansiolíticos e hipnóticos, incremento de los suicidios en un 11,3%, en 2012, y un retroceso de 0,2 en la esperanza de vida de las mujeres .

Por todo ello la Red Europea contra la Privatización y la Mercantilización de la Sanidad y la Protección Social anima a los pueblos de Europa a levantarse contra el deterioro de los servicios sanitarios públicos, y exige a las y los candidatos a las próximas elecciones europeas a defender una sanidad universal, financiada solidariamente, con una gestión democrática y de calidad.

Carmen San José Pérez. Miembro de la Red europea contra la privatización y la mercantilización de la sanidad y la protección social
Fuente: Viento Sur