La Comunidad oferta a las mujeres de entre 50 y 69 años 9 clínicas privadas para realizarse la prueba. No hay ningún centro público en el listado

LAURA GALAUP   05-09-2014 – 16:19 CET

CAS Madrid denuncia que es una forma de que estos centros hagan negocio. Aseguran que lo que ocurre es inadmisible, toda vez en los hospitales públicos algunos equipos para hacer estas pruebas están parados

La Comunidad de Madrid deriva todas las mamografías de su programa de prevención del cáncer de mama a las clínicas privadas. El programa de detección precoz del cáncer de mama (DEPRECAM) envía una carta a lasmujeres madrileñas de entre 50 y 69 años. Cerca de 600.000 mujeres podrían haber recibido este documento que les invita a realizarse esta prueba una vez cada dos años. En el escrito les animan a «elegir libremente y de forma gratuita» una de las 9 clínicas que se ofertan. Todos los centros que ofrecen son privados, no hay ninguna opción pública.
La Coordinadora antiprivatización de Madrid (CAS) denuncia que es una forma de que estos centros hagan negocio. «Ratifica lo que denunciamos cuando se puso en marcha el Área Única de libertad de elección, ya decíamos que iba a servir para derivar las pruebas y los procesos a centros privados, las mamografías son muy rentables» denuncia Luis, portavoz de CAS Madrid. Aseguran que lo que ocurre es inadmisible, toda vez en los hospitales públicos algunos equipos para hacer estas pruebas están parados.
La Consejería de Sanidad explica que en los hospitales públicos sólo se realizan mamografías con posibles cáncer de mama ya detectados. Este programa dejó el año pasado a 30.000 mujeres sin poder acceder a estas pruebas durante meses, por un retraso en la contratación.
Cadena Ser