diptico_1El RDL de abril de 2012 restringió el derecho a una asistencia sanitaria universal, dejando a miles de personas en nuestra ciudad, fundamentalmente inmigrantes en situación administrativa irregular, privados de ese derecho, con la excepción de algunos pocos supuestos. Para el Ayuntamiento, esta situación supone no solo la conculcación de derechos humanos fundamentales, sino también un grave problema de salud pública para toda la población.

La Comunidad de Madrid decidió en agosto de este mismo año, como previamente habían hecho otras muchas comunidades autónomas, abrir la asistencia a toda la ciudadanía. Aún faltaría incorporar el derecho a tarjeta sanitaria, lo que permitiría condiciones de igualdad con el resto de la población en el acceso al sistema.

Entre la legalidad y la realidad
Javier Barbero ha señalado que «no obstante, muchos agentes de la sociedad civil, fundamentalmente asociaciones de inmigrantes y grupos de ciudadanos movilizados por la sanidad pública y universal nos cuentan que, por razones vinculadas a la conocida como burorrepresión, las nuevas instrucciones del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) no se corresponden con los mensajes que han sido internalizados por la población».

Javier Barbero ha recordado que «nosotros no tenemos, desde el Ayuntamiento, competencias en asistencia sanitaria, pero sí en materia de derechos humanos, haciendo instar así al cumplimiento del art. 43 de la Constitución, que habla del Derecho a la Protección de la Salud».

«Parece ser -ha continuado explicando el responsable municipal de Salud- que hay mucha distancia entre la legalidad y la realidad porque hay muchas personas que podrían legalmente disfrutar del derecho pero que realmente no acceden a él, por falta de información o por las barreras creadas, aunque lo necesiten».

Precisamente por ello surge la necesidad de poner en marcha «Madrid sí cuida-Madrid Ciudad Libre de Exclusión Sanitaria», organizada desde el Área, a través de Madrid Salud, en colaboración con la Dirección General de Comunicación, y que cuenta con la participación de profesionales del Área de Derechos Sociales así como con colectivos ciudadanos con gran conocimiento de la realidad de las personas excluidas, imprescindibles para el desarrollo de la presente campaña.

La campaña se divide en dos líneas de acción: una docente, con formación a diversos servicios que pueden intervenir con población directamente excluida y otra comunicativa, con mensajes que den proyección al objetivo último facilitador del conocimiento y del ejercicio de ese derecho a la asistencia. La formación a profesionales del Ayuntamiento de Madrid comenzó el pasado noviembre y la campaña institucional arranca hoy, 9 de diciembre, con su presentación pública.

diptico_2Objetivos y destinatarios
Los objetivos de esta campaña son: lanzar el mensaje de «SÍ tienes derecho», que desactive la situación anterior del «No tienes derecho»; promover el ejercicio real de la universalidad de la sanidad pública; hacer llegar a todas las personas que tienen la posibilidad de tener un médico y pediatra asignados, que ello no les cuesta dinero personalmente y que la facturación de la asistencia en los servicios de urgencia es ilegal; y que la ciudadanía entienda que si se vulnera su derecho a la protección de la salud, el Ayuntamiento de Madrid puede ayudarle a conseguir esa atención sanitaria.

Con esta iniciativa el Ayuntamiento quiere llegar a diversos colectivos:

  1. Población excluida: las personas que no recurren al sistema sanitario porque creen que no tienen derecho al mismo ni a tener médico o enfermera asignados. Son los denominados desaparecidos del sistema sanitario, fundamentalmente inmigrantes en situación administrativa irregular.
  2. Población excluida con un grado mayor de accesibilidad e integración: personas vinculadas al mundo asociativo que puedan diseminar la campaña y los recursos que se ponen a disposición de la población,etc.
  3. Población excluida española: parados de larga duración, exiliadas que vuelven a Madrid o que no vuelven y están de visita y encuentran problemas en sus centros de salud en el momento de solicitar atención.
  4. Población general, sensible y dispuesta a promover los derechos humanos y la universalidad de los mismos.

Implementación territorial
El delegado de Coordinación Territorial y Asociaciones, Nacho Murgui, ha indicado que «en esta campaña se considera una prioridad la implantación territorial de la misma ya que es importante que en todos los barrios de Madrid (en particular aquellos que acusan un mayor índice de exclusión sanitaria) la población tenga plena información sobre el derecho universal de acceso a la salud».

Murgui ha explicado que para cumplir con todos los objetivos señalados se pondrá en marcha un Plan Distrital, que está ahora mismo en fase de arranque y que ya ha llevado a cabo varias acciones, como la realización de talleres informativos con responsables de las diferentes Juntas Municipales de Distrito (concejales, gerentes, jefes de servicio, responsables de servicios sociales, etcétera). Nacho Murgui también ha adelantado que próximamente se presentará la campaña ante las diferentes asociaciones de los distritos para que, a su vez, aporten ideas que puedan ser integradas y, si lo desean, se conviertan en puntos de información a la población.

Finalmente, la Jefa del Servicio de Prevención y Promoción de la Salud de Madrid Salud, Mercedes Martínez, ha informado que en la campaña están implicados los Centros de Madrid Salud (CMS), los Centros de Atención a las Drogodependencias (CAD) y los Servicios Sociales del Ayuntamiento. Martínez ha indicado que «ya han recibido formación más de 300 profesionales que serán los encargados de garantizar esa correcta adjudicación de médico, enfermero y pediatra a la ciudadanía».

Martínez ha destacado la importancia de implicar a las Juntas de Distrito porque «son cercanas a la población, tienen contacto directo con los barrios, sus vecinos y vecinas y pueden informarles correctamente. Sin la información, el principio de universalidad se rompe».

Ayuntamiento de Madrid