Una de las consecuencias más dramáticas de las políticas neoliberales implementadas desde la transición hasta la fecha, es la precarización permanente del trabajo y la consecuente creación de amplios sectores de la población en paro de larga duración.

Los partidos del régimen dicen todos que su prioridad es reducir el paro, sin embargo, si miramos la historia de los últimos treinta años podemos observar como las sucesivas reformas del Estatuto de los Trabajadores fueron liquidando derechos laborales y precarizando las condiciones de contratación, para facilitar el despido hasta hacerlo prácticamente libre. Como resultado, la actual situación de paro permanente para más del 20% de la población, y condiciones prácticamente imposibles para la mayoría de l@s que aún conservan el empleo.

DSCN7333

No estamos por lo tanto frente a “políticas equivocadas” como les gusta decir a los escribas del régimen del 78, sino que se trata de políticas conscientes desarrolladas durante más de treinta años para aumentar los beneficios de los dueños del dinero.

Junto a las políticas de “flexibilización del mercado laboral”, la otra pata del “libre mercado”, es la privatización de todo lo que susceptible de privatizarse (sanidad, educación, sevicios básicos y por supuesto las empresas energéticas, comunicaciones, infraestructuras, etc..) es decir, se transfirió a manos privadas la riqueza social creada por todas y todos. Esto se llama acumulación por desposesión; una forma de robo.

PROPUESTA

Ante este estado de cosas un grupo de parad@s y precari@s, que no estamos dispuestos a consentir que nos conviertan en marginados sociales, creemos que es necesario organizarnos. Hacemos nuestro el lema del 15M: “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”.

¡Ya basta de que hablen por nosotras!

Es por eso urgente que nos juntemos, que planteemos nuestras reivindicaciones y nos movilicemos por nuestros derechos.

La constitución del Estado español reconoce el derecho al trabajo digno. A nosotras nos lo niegan. Por eso:

Trabajo para todas, ¿cómo? – Mediante la reducción de la jornada laboral a 30 horas semanales sin reducción de salario.

En lo inmediato reclamamos:

– Ampliación del seguro de desempleo a tres años, por un importe del 75% del salario, sin reducción en todo el periodo de duración de la prestación.

– Ingreso Mínimo Garantizado de 800€ a l@s parad@s.

– Garantizar servicios básicos de la población una vez agotadas las prestaciones de desempleo.

Para que la exigua legislación laboral que queda en pie al menos se cumpla, para ello emplazar a la Inspección de Trabajo a incrementar los controles sobre las empresas.

Así mismo creemos que es tarea prioritaria la denuncia pública de las empresas que incumplan la legislación laboral.

Para hacer frente a su “lógica de mercado”, promover las iniciativas de autogestión y economía social a partir de nuestras propias necesidades, impulsando la constitución de cooperativas autogestionadas que opten a contratar con entidades públicas, servicios que las mismas se ven obligadas a contratar.

¿COMO LO HACEMOS?

Creemos que la presencia en redes sociales es importante como medio de difusión, pero nos proponemos construir un movimiento participativo, asambleario y basado en la movilización. Para ello es indispensable nuestra presencia física en asambleas decisorias, para que mediante la deliberación diseñar tareas y actividades del colectivo.

¡Tomemos la iniciativa!

Somos muchas y muchos, no nos resignemos. Tomemos la iniciativa para tener una vida que merezca la pena ser vivida.

EN MARCHA – Movimiento Asambleario de Parad@s y Precari@s