Marañón, el penúltimo escándalo de la Sanidad madrileña

Utilizar los laboratorios del hospital Gregorio Marañón para que una serie de hospitales privados realicen pruebas médicas por las que cobran un alto precio. Esta es la trama y el fraude que ya ha llegado al Parlamento Regional de Madrid  y que amenaza con convertirse en el penúltimo escándalo que afecta a la Sanidad Pública madrileña antes de las elecciones autonómicas previstas para finales de mayo.

La denuncia realizada por los sanitarios del hospital Gregorio Marañón ha saltado a los medios de comunicación y ahora al parlamento regional ante “la inactividad de los gestores públicos”. Unos hechos que fueron denunciados internamente, según AFEM y un médico especialista, pero que no fueron atendidos por los gestores del hospital, aunque parece que en este momento se ha abierto una investigación interna.

Reclaman a la Fiscalía que investigue el presunto fraude en la trama del Gregorio Marañón

Izquierda Unida ha solicitado la comparecencia urgente del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Maldonado, a raíz de las informaciones publicadas y que aclare si seis centros privados han utilizado los medios del hospital Gregorio Marañon para sus pruebas clínicas.
El Defensor del Paciente, por su parte, ha remitido una carta a la Fiscal Superior de Madrid, Manuel Moix, para que inicie una investigación que aclare si el laboratorio de histiología ha sido utilizado por estas clínicas privadas para la realización de pruebas “sin coste alguno para las privadas y con un alto coste para las arcas públicas”, según un comunicado.
El presunto fraude se llevaría cometiendo desde hace años y podría superar los 300.000 euros. El asunto, parece que pasó desapercibido en los controles que ejerce el Tribunal de Cuentas a pesar de que dichas pruebas no están indexadas correctamente con el protocolo que marca el propio hospital, según denuncian desde la asociación.
Irispress