Según publica hoy el diario El Mundo, más de 60 enfermeros y auxiliares de enfermería del Hospital Gregorio Marañón están presentando reclamaciones judiciales contra la Comunidad de Madrid tras haber sido despedidos «pese a ser personal indefinido», según han denunciado ellos mismos.

hgmUna trabajadora que no quiere dar su nombre por miedo a represalias laborales ha asegurado que el problema se remonta a 2004, cuando la Consejería de Sanidad empezó a contratar a más de 300 personas en el hospital con contratos de obra y servicio, que algunos encadenaron durante cinco años.
Según los empleados, en 2009 más de 300 sentencias, algunas del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y otras en primera instancia, obligaron a la Comunidad a reconocerles como personal indefinido porque el encadenamiento de contratos temporales está considerado «un fraude de ley».
Pese a lo dictado por los tribunales, los trabajadores han insistido en que nunca fueron reconocidos por Sanidad como personal indefinido, sino que han seguido trabajando como interinos.
Sanidad convocó un concurso público para que personal temporal pudiese optar a una plaza fija y ofertó los puestos que ocupaban más de 60 interinos del Gregorio Marañón que, según la Justicia, tendrían que haber sido considerados como indefinidos. El 1 de octubre de este año los empleados que han aprobado el examen se incorporan a su nuevo puesto y los trabajadores que ocupaban la plaza tienen que irse.
«Ahora han recibido la carta de cese más de 60, pero sólo en el Gregorio Marañón hay 300 personas en esta situación», ha asegurado una de las trabajadoras. Ella es auxiliar de obras y servicios y sospecha que en diciembre puede pasar lo mismo con personal de su categoría laboral.
Los trabajadores que se ven en esta situación denuncian que desde mediados de agosto están recibiendo «presiones» para que renuncien a su calidad de indefinido. «Les ofrecen prejubilaciones, nos dicen que nos vamos a ir a la calle, que no somos un contrato indefinido y no tenemos plaza», ha asegurado la empleada.
En Sanidad insisten en que se acogen a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que dicta que «los indefinidos no fijos» tienen el estatus de interino por plaza vacante. En este sentido, han recalcado que lo que han hecho es cumplir la Ley porque el acceso a un puesto fijo tiene que ser a través de un concurso público.
José Ángel Chamorro, vicepresidente de la Comisión de Sanidad y diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, en defensa de los trabajadores del hospital se ha reunido con el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, y ha contado que «la solución hubiera sido que la Comunidad les hubiera adjudicado una plaza de personal laboral cuando salió la sentencia, pero no lo hicieron y ahora son conscientes de que no actuaron bien y de que les van a tener que indemnizar».
Miguel Santalices, abogado de algunos de los trabajadores, ha asegurado que ya está preparando demandas. De ir a juicio, el proceso podría alargarse entre un año y medio y dos años, y la Comunidad se juega indemnizaciones muy altas; hay gente que lleva 12 o 14 años trabajando. Su objetivo es, según ha explicado, que los trabajadores sean readmitidos.
Fuente: El Mundo