La delegada del MATS (Movimiento Asambleario de l@s Trabajador@s de la Sanidad”), Ainara M., ha a acudido hoy al acto de conciliación con la empresa IDC Salud, responsable de la gestión del Hospital General de Villalba, tras su despido por motivos disciplinarios el 4 de noviembre del 2019.

   Durante la reunión, la trabajadora se ha mantenido firme en su propósito de exigir la nulidad de su despido, que considera que se ha producido como represalia por su actividad sindical, por lo que irá a juicio en los próximos meses. Las dos personas despedidas a principios de septiembre y Ainara tienen dos cosas en común: ser trabajadores ejemplares, incluso con agradecimientos de pacientes y familiares por escrito, y haber representado a sus compañeros en las negociaciones con la empresa durante el conflicto laboral del pasado mes de julio.

   Ainara, enfermera de pediatría, fue despedida por rechazar una formación incompatible con sus estudios. Lo que, según la empresa, es motivo de pérdida de confianza en ella como profesional. Esto a pesar de que dicha formación se le había ofrecido y no ordenado, lo que supone que la propia empresa le reconocía la posibilidad de elegir no realizarla. Además de una trabajadora excepcional, Ainara es delegada sindical del Movimiento Asambleario de l@s Trabajador@s de la Sanidad (MATS) desde la creación de la sección en el Hospital General de Villalba.