investigacionEl pasado 1 de Diciembre tuvo lugar en el Pleno de la Asamblea de Madrid una votación sobre la Moción propuesta por C´s para elaborar un Plan Regional para la Innovación en la Sanidad y la introducción de nuevos medicamentos, con la abstención de Podemos y el Psoe.

Según la diputada Carmen San José, que fijó la posición del grupo parlamentario de Podemos, el objetivo principal de cualquier proceso de innovación en los servicios sanitarios ha de ser la mejora de las necesidades reales de salud de la población, y estar impulsada por la necesidad de que el conocimiento y la investigación se traduzcan en mejoras de la calidad de vida de la población.

San José advirtió que “no se puede ignorar que la innovación biomédica es hoy en día un producto tecnocientífico y está configurada dentro de un nuevo marco de acción donde se impone la primacía del sector privado sobre el público o sobre lo común”, lo que está llevando a una sobreutilización de medicamentos y de tecnologías de costes elevados a la vez que cada vez es menos relevante para mejorar la vida de los pacientes.

Citando a la OMS, que ya en 2008 alertaba sobre la nefasta influencia del sector privado sobre la investigación médica, advierte de “la polarización del gasto hacia la atención hospitalaria, los medicamentos y las tecnologías en detrimento de la Atención Primaria y la salud pública”.

Como consecuencia, la innovación biomédica necesita dirigir sus esfuerzos en evitar la “muerte prematura, orientándose a la atención a la cronicidad, discapacidad y a los cuidados”.

La diputada ofreció en su intervención unos datos que han de servir para reflexionar:

  • La CM destinaba 1,68% en 2014, al mismo nivel que en el año 2000 (1,67%). Cuando el País Vasco dedica 2,03% y Navarra 1,75
  • En sanidad, las Fundaciones Biomédicas de los Hospitales han pasado de 1.600.000 euros, en los años 2014 y 2015 a tener 500.000 euros, en el año 2016, es decir que bajó el presupuesto  en más de 100.000 euros. .

A esto hay que añadir que los investigadores sufren, al igual que el resto de los trabajadores del SERMAS, un elevado grado de inestabilidad y precariedad, y  carecen de carrera profesional.

Una situación, esta, que podría haberse solucionado con la aplicación de la Ley 14/2007 de Investigación Biomédica, tal y como han hecho otras CC.AA.,  en la que se regula el modelo de integración profesional de los investigadores, que se debía llevar a cabo a través de los servicios de salud como personal estatutario. Es decir, si el PP hubiese tenido intención de solucionar el problema tenía, y tiene, las herramientas legales para hacerlo.

Carmen San José, como portavoz de sanidad de la formación morada, ve la necesidad urgente de un Plan Regional de Investigación Biosanitaria y de Salud dentro del nuevo Plan Regional de Investigación e Innovación Tecnológica (PRICIT), pero no puede compartir ni la forma ni el enfoque de la Moción presentada por Ciudadanos por los siguientes motivos:

  • En primer lugar para la elaboración del Plan excluyen a los propios investigadores
  • No hacen una propuesta clara para mejorar la situación de precariedad laboral tal y como reclaman los investigadores de un Convenio propio, y aplicar la Ley de Investigación Biomédica.
  • La situación presupuestaria de la investigación e innovación en la CM está por debajo de las de otras CCAA con menor riqueza, y no se comprometen con un presupuesto. Tampoco proponen un presupuesto para las Fundaciones de Investigación Biomédica de los Hospitales.
  • Es necesario plantear la necesidad de llevar a cabo auditorias externas de las Fundaciones de Investigación Biomédica para revisar tanto las cuentas como la finalidad de los gastos asegurando que estas instituciones realicen su labor de potenciar la investigación biomédica con todas las garantías.
  • Ciudadanos está incluyendo en un punto un nuevo modelo de gobierno y organización interna de los centros y organizaciones sanitarias…. con un enfoque más horizontal y de mayor participación…. Sin embargo votaron en contra de la enmienda de Podemos a la totalidad a la Ley de Estructura y Organización de los Centros Sanitarios, que incluía precisamente más participación y horizontalidad en la toma de decisiones.
  • Proponen un Plan de Inversiones en tecnología en los Hospitales que constituye una compra de material, lo cual obviamente no es ningún plan de nada.
  • El Impulso a las diversas aplicaciones de telemedicina: antes de acometer más aplicaciones habrá que insistir en que todavía es un agujero negro por donde se va un elevado presupuesto en conciertos y un problema de ineficacia de los todos los sistemas informáticos.

Como ya hemos dicho, la moción resultó aprobada, pero el debate social sobre qué se investiga, cómo se investiga, quién lo hace y con qué fines y condiciones está abierto.