Este lunes 19 de Diciembre, el MATS (Movimiento Asambleario de Trabajadores), convoca un Encierro en el Hospital 12 de Octubre, al tiempo que una Concentración en la Puerta del Hospital a las 11:30 y una Asamblea a las 18:30, todo ello destinado a luchar por algo que a tod@s nos incumbe:
PONER FRENO A LA ALTA PRECARIEDAD LABORAL Y LA FALTA DE PERSONAL
Soy afiliado al MATS desde su fundación, para luchar por una Sanidad 100×100 Pública, Universal y de Calidad. Soy trabajador del SERMAS, en la actualidad en Atención Primaria.
Y ahora además, soy un paciente, que ha visto desde la incertidumbre de la enfermedad, como te cercaba la angustia, pensando en el futuro de tus seres queridos, en tu situación laboral, en las posibles secuelas físicas y psíquicas si las cosas se tuercen, en las deficientes ayudas sociales existentes…pero si tenemos suerte y evolucionamos bien, podré volver a vivir con “cierta normalidad”, dentro de lo que cabe, ya que soy trabajador fijo, aunque no ignoro, ni mucho menos, a esa otra INCERTIDUMBRE, que amenaza cualquier derecho o conquista social, dentro de una ofensiva del Capital, fundamentada en mantener y potenciar a costa de lo que sea, su proceso de acumulación, cada vez más delictivo, cada vez más agresivo, poniendo derechos esenciales que tanto sacrificio costó conquistar, en claro retroceso o peligro de extinción.
Decía Cesar Vallejo, el poeta peruano de los Poemas Humanos, que “había que cuidar a los enfermos enfadándolos” con esa delicada sutileza, destinada a provocar, que para no dejarnos vencer por la enfermedad, sumáramos también toda nuestra energía interior, en busca de la más pronta recuperación.
Que puedo decir después de mis recientes ingresos hospitalarios, de ver a mis compañeros y compañeras con los ojos de un paciente, de un usuario más. Que a ellos si que les dan motivos, con las deshumanizadas políticas neoliberales, para estar enfadados. No es para menos, pues las Autoridades Políticas del Gobierno Central, del Autonómico y de la Consejería de la Comunidad de Madrid,  todo lo que hacen, está orientado, dentro de una estrategia global, a convertir el derecho a la Salud en un negocio. El ánimo de lucro es su razón de ser, su religión.
Sin embargo, a pesar de ver al personal que me atendió, asumir unos altos ritmos de trabajo, soportando muchas veces jornadas interminables y sin poder librar los días que les corresponderían en muchos casos, angustiados por tener que tomar decisiones siempre cargadas de responsabilidad, pero que son más complejas de tomar en condiciones cada vez más adversas y desfavorables, finalizando muchas veces su jornada atroz, borrándoles las ganas de disfrutar de un merecido descanso o de su tiempo libre, teniendo que hacer frente a los problemas que tenemos como cualquier ciudadano, o seguir preparándose, formándose, estudiando…o de repente de nuevo en la calle, esperando una posible llamada de las bolsas de contratación tan truculentas como las propias OPEs.
Que puedo decir de todo el personal Sanitario y No sanitario de Neurología, de Urgencias, de Radiología, de la Unidad del Dolor del Hospital Puerta de Hierro?. Pues que a pesar de trabajar en condiciones precarias e indignas en muchos casos, el trato recibido a todos los niveles no ha podido ser mejor. Quiero expresar mi más sincero agradecimiento y el de mi familia por ello. Porque a pesar de las dificultades, toda su buena atención, sus cuidados, su trato, ha sido impecable en todo momento y  eso a pesar de los muchos motivos para estar  “ENFADADOS”:
Destrucción de más de 7000 puestos de trabajo, desde el inicio de la crisis económica, que puede elevarse a 11000 (Necesitan personal para su red privada, acostumbrados a la precariedad, sin derechos y con salarios bajos), razón por la que se calcula que un 35,7% es personal Interino o Eventual en la Comunidad de Madrid. Hasta el Tribunal de la UE  se ha pronunciado sobre este abuso continuado, en muchos casos en fraude de ley, corroborándolo el Juzgado Contencioso-Administrativo nº 4 de Madrid, al considerar en reciente sentencia un “mal endémico” la cobertura de puestos del SERMAS, pudiendo encadenar contratos con una duración media de 6 0 7 años, llegando a rebasar los 15 en los más extremos.
Esa inestabilidad laboral a pesar del gran esfuerzo de los profesionales, deriva entre otras cosas en listas de espera quirúrgica o de primera consulta inasumibles por nuestra sociedad y en un deterioro programado de la calidad asistencial, en la Sanidad Pública, en beneficio de la Privada, dentro de su lógica de Mercado Sanitario.
Aunque no pueda estar presente, esta carta a los medios es mi forma de apoyar y participar en la convocatoria de un Encierro, que ha de ser a mi juicio, ese punto de encuentro del personal del SERMAS y de la población, para levantar esa nueva ola de indignación, que inunde de nuevo como una Marea las calles y los centros de trabajo, para poner fin a esta situación inaceptable para trabajadores, pacientes y usuarios.
Atentamente: José Daniel Simón Lorente. Paciente, trabajador sanitario y afiliado del MATS