Teresa Gómez Limón a ELPLURAL.COM: “La marea blanca era un clamor y no una marejadilla”

Teresa Gómez-Limón, diputada del Partido Popular en la Asamblea de Madrid ha calificado de “chapuza” el proceso por el que Ignacio González pretendía privatizar la gestión de seis hospitales públicos en Madrid. En declaraciones a ELPLURAL.COM, la dirigente conservadora también admite que “todos estos meses han sido caóticos” debido a la “actitud antidemocrática” que ha mantenido el presidente de la Comunidad de Madrid y la dirección del PP madrileño.
“Oscuro, extraño e injusto”
“Creo que puede coexistir la sanidad publica y la privada, pero hay que respetar las reglas de juego (…) Lo que a mí no me gusta nada es esta puerta giratoria de lo público. Es decir, que lo que hemos pagado entre todos con nuestros impuesto se convierta en privado. Esto es oscuro, extraño e injusto”, ha señalado la diputada de la Asamblea de Madrid.
“Está muy mal privatizar lo público”
Gómez Limón, proveniente del CDS de Suárez, también ha insistido en la idea de que “está muy mal privatizar lo público”. En su opinión, “lo público es público, y hay que dotarlo, mantenerlo e incrementarlo, porque para eso lo pagamos entre todos”.
“Hay que oír el clamor de la calle”
A diferencia de la actitud mantenida por Ignacio González, Gómez Limón se define como una política “centrista, dialogante y moderada” que pone empeño en “oír el clamor de la calle”. A este respecto, insiste en que “cuando muchísima gente te está diciendo algo (en referencia a la no privatización de la sanidad pública), es porque ese algo no está bien”.
“Era un clamor y no una marejadilla”
“En democracia no se puede desoír a la gente. Eso es antidemocrático y un error político. Los ciudadanos no pueden limitarse a votar cada cuatro años”, ha precisado Gómez Limón a ELPLURAL.COM tras insistir en que la defensa de la sanidad pública en Madrid “era un clamor y no una marejadilla” (tal y como en su día la denominó el recién dimitido Javier Fernández-Lasquetty).
“Decían que eran poco más que terrorista”
“No se puede decir que (la marea blanca) es una cosa poco más que terrorista y no escuchar las protestas ciudadanas”, ha reiterado la diputada del Partido Popular madrileño, convencida de que “las protestas ciudadanas, cuando se producen, es por algo”
“El PP aplica el rodillo de su mayoría absoluta”
“Las mayorías absolutas tienen ese problema. Aplican el rodillo, hacen las cosas a su manera, desoyen a todo el mundo. Pero nunca nadie tiene el cien por cien de razón. Uno debe dialogar, y cuando se montan las cosas que se han montado, con mucho más motivo”, ha recalcado Gómez Limón a ELPLURAL.COM.
“El PP funciona con el ordeno y mando”
Por último, la diputada del Partido Popular de Madrid ha lamentado que al igual que los principales partidos políticos, “el PP funcione con el ordeno y mando”. “En mi partido no hay democracia interna y los diputados no pueden votar en conciencia. Eso no puede conducir a nada bueno y produce divergencias como las que en la actualidad se están dando en el Partido Popular”, ha admitido.
 “Yo no me voy a callar”
Pese a ello, y aunque es consciente de que “quien se mueve no sale en la foto”, Gómez Limón no duda en calificar como un hecho “demencial” que si un diputado vota en conciencia, la dirección del partido le multe. Aún así, Gómez Limón manda un claro aviso a Ignacio González: “Yo no me voy a callar”.
Fuente: El plural