La salud y la protección social
¡No se venden!

¡La salud de las y los europeos en peligro!
La “Red Europea de lucha contra la privatización y comercialización de la sanidad y de la protección social” combate desde hace años contra el desmantelamiento de los sistemas sanitarios y de protección social, y sus peligrosas consecuencias.
Tras la Segunda Guerra Mundial, estos dispositivos de protección social tuvieron un papel fundamental en el desarrollo del estado de bienestar.
La política de austeridad está siendo aplicada por la Troika como respuesta a la crisis económica, para conseguir una salida que beneficie principalmente a las grandes corporaciones y al capital financiero. Esto constituye una amenaza para los enfermos, la salud de la población y el personal sanitario, así como para el conjunto de los mecanismos de protección social de los Estados, y, en particular, la financiación de los sistemas sanitarios.
El deterioro de la salud de una parte significativa de la población de los Estados Europeos –variando según los países- ha sido y sigue siendo objeto hoy en día de grandes movilizaciones, principalmente en el sur de Europa.
En la actualidad estos servicios públicos sanitarios están siendo suplantados por el rápido desarrollo de una oferta privada. Desde el inicio de la crisis financiera, el crecimiento del sector privado se ha disparado, como lo uestran dos ejemplos recientes:
En septiembre de 2013, la empresa alemana Fresenius compró 43 hospitales a la empresa Rhön- Klinikum AG convirtiéndose, con sus 175.000 empleados en todo el mundo, en líder europeo indiscutible de las clínicas privadas sanitarias. Alemania ha experimentado una de las mayores oleadas de privatización de los hospitales de Europa. Según la Oficina Federal de Estadísticas Destatis, entre 1995 y 2010, la proporción de hospitales privados se ha duplicado, alcanzando un 33% mientras que, en las mismas fechas, el número total de hospitales ha disminuido un 11%.
La sanidad que era un bien común de toda la población se ha convertido en Europa en objeto de un mercado competitivo.
De ahí, el objetivo de este “manifiesto reivindicativo”: alertar a los pueblos de Europa y a los profesionales de la sanidad sobre las consecuencias de las políticas de privatización / mercantilización, y hacer un llamamiento a los gobiernos y candidatos a las elecciones europeas del 25 de mayo de 2014.
Descargar Manifiesto en pdf