• Se trata de una médico navarra de Médicos Sin Fronteras que se pinchó con la aguja cuando estaba poniendo una inyección a un enfermo de ébola
  • El Gobierno ha anunciado que será ingresada en el Hospital Carlos III de Madrid
La Unión Africana recaba 26 millones de euros en donaciones contra el ébola

Una cooperante española de Médicos Sin Fronteras viaja a última hora de la tarde de este jueves hacia España procedente de Mali para ser tratada en el Hospital Carlos III de Madrid ante un posible contagio por el virus de ébola, según informaron a Europa Press fuentes gubernamentales.

Se trata de una médico navarra que estaba poniendo una inyección a un enfermo de ébola y se pinchó con la aguja. Al tratarse de un contacto de alto riesgo, Médicos Sin Fronteras ha decidido trasladarla a Madrid para su tratamiento en un avión medicalizado fletado por la ONG. El Gobierno ha anunciado que será ingresada en el Hospital Carlos III de Madrid.

La mujer prestaba sus servicios en Bamako, Mali, uno de los puntos de incidencia de la enfermedad en África y donde el Ministerio de Asuntos Exteriores desaconsejaba cualquier viaje ante el riesgo de contagio.

Este miércoles se contabilizaban en esa localidad maliense un total de 413 personas en observación, aunque el número de fallecimientos apenas asciende a unos pocos casos.

El ébola ha costado la vida a 5.420 personas, en su mayoría en África.

El Gobierno anuncia cuarentena preventiva

El miembro del comité sobre el ébola Fernando Simón ha precisado que no se trata de un contacto de alto riesgo y que no hay constancia de que la cooperante haya desarrollado la enfermedad, pero se le hará una cuarentena preventiva ya que ha estado en contacto con enfermos de ébola.

La cooperante de Médicos sin Fronteras trasladada a España es la tercera persona que se repatría, bien a causa del ébola o por la sospecha de que pudieran desarrollar la enfermedad, después de los religiosos Miguel Pajares, que estaba en desde Liberia, y Manuel García Viejo, en Sierra Leona. Ambos religiosos fallecieron en el hospital Carlos III a causa de la enfermedad.

Como consecuencia de los cuidados a estos religiosos resultó contagiada la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que el 6 de octubre se convirtió en la primera persona contagiada de la enfermedad fuera de África y también, el 5 de noviembre, en la primera que superaba esta enfermedad en España, ya que a partir de esa fecha quedó totalmente curada.

eldiario.es