Presos contra Franco
Lucha y militancia política en las cárceles del tardofranquismo
Mario Martínez Zauner

El autor de este libro no se limita a describir la lucha en las cárceles del tardofranquismo. En primer lugar describe el contexto, las luchas cuya represión generó aquella masa de presos políticos. A continuación describe en detalle la vida y las acciones concretas que llevaban a cabo estas personas luchadoras y por las que pagaron con el encierro. El shock de la detención. El terror y las torturas durante los interrogatorios. El alivio al ingresar en la cárcel, acogido por los camaradas. La frustración que sintieron ante los abusos de sus carceleros, y las luchas colectivas que emprendieron en defensa de su dignidad, conquistando derechos en el corazón del aparato represivo de la dictadura.
Yo no viví esa época, pero siendo hijo de militantes antifranquistas, sus vivencias individuales han estado muy presentes en la formación de mis propias ideas. También la versión oficial de lo que ocurrió en la Transición, que puede llevarnos a pensar que la llevaron a cabo una serie de responsables políticos de distinto signo mediante arduas negociaciones.
El autor nos hace ver que el estado democrático, social y de derecho en el que vivimos, aunque imperfecto, tendría unas condiciones considerablemente peores de no ser por la lucha social. Los derechos y libertades que se pusieron por escrito tuvieron mayor amplitud y calado de las que inicialmente se pretendía gracias a la presión en las calles. Para ejercer esta presión fue imprescindible la labor de miles de militantes en partidos políticos, sindicatos y organizaciones de base. Ellas organizaban reuniones clandestinas, editaban periódicos, boletines y octavillas, las imprimían y las hacían llegar a los trabajadores en sus centros de trabajo. Llevaron a cabo “saltos” (breves manifestaciones espontáneas), manifestaciones masivas, envíos de cartas de solidaridad a autoridades. Y lo pagaron con la tortura y la cárcel.
Este libro nos sitúa en aquellos tiempos, en la situación política y social, en las preocupaciones de quienes la vivieron y en los miedos y alegrías de los luchadores, tanto en la clandestinidad como en la cárcel.

Guillén del Barrio, miembro del MATS