• La Consejería dice que la jefa de servicio destituida lo hizo «por su cuenta y riesgo» y asegura que, pese a todo, la factura es legal y que los trabajos se cobrarán este año

El consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, en su comparecencia ante...

El consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, en su comparecencia ante los medios. E. M.

Tan sólo un mes después de que la Consejería de Sanidad adjudicase un contrato menor de obras por 47.251,97 -luego modificado a 49.739,67 euros sin IVA- para la rehabilitación del Centro deEspecialidades de Pontones, asignaba otro directamente a la empresa Bárcenas Rehabilitación, cuyo administrador único es Joaquín Federico Solís García.
Tal y como informó ayer este diario, la Consejería destituyó el pasado viernes a la jefa de servicio, Beatriz Gómez Mayor, a la segunda del área técnica. El motivo fue que, supuestamente, troceó el contrato de pontones y complementó el presuesto con una factura falsa. Un portavoz de la Comunidad aseguró que «reconoció los hechos ante su superiora».
En abril de 2013 la Jefatura de Asuntos Generales programó lareforma del Centro de Especialidades de Pontones. Se solicitó entonces un presupuesto a la empresa Bárcenas Rehabilitación que cuantificó los trabajos en 75.221,77 euros, sin contar el IVA. Ese importe sobrepasa los 50.000 euros para obras fijados por la Ley de Contratos del Sector Público. Por encima de esa cifra hay que hacer concurso público y por debajo no.
Sanidad ha abierto una investigación que se centra en que,supuestamente, se acordó fraccionar el contrato. Por un lado, uno que recogía algunos trabajos que acometería la empresa de un familiar de Solís y otro ficticio, asumido por otra de las empresas del administrador único de Bárcenas Rehabilitación en el que se haríantrabajos inexistentes en el Centro de Salud del número 24 de la calle Espronceda. El presupuesto inicial fue de 27.969,86 euros sin IVA. Sanidad ha confirmado que las obras en este centro no se han ejecutado. La suma de los presupuestos iniciales de Pontones y Espronceda suman los 75.221,77 euros que habría dado Barcenas Rehabilitación.
Estas actuaciones fueron recibidas y conformadas el mismo día, el 6 de mayo. Según la documentación que obra en poder de esta redacción, tan sólo un mes depués, el 7 de junio de 2013, Bárcenas Rehabilitación entregó otro presupuesto para otra obra diferente en el mismo Centro de Especialidades de Pontones. El 14 de junio, la jefa de Área de Asuntos Generales, ahora destituida, le dio el marchamo de recibido y conformado. El importe, 43.089 euros sin contar el IVA.
Un contrato menor se adjudica sin publicidad y se realiza cuando hay que desarrollar obras puntuales, pequeñas, en un lugar concreto. En este caso, en lo referido al Centro de Especialidades de Pontones existen diversos presupuestos tramitados consecutivamente que tienen por objeto desarrollar diferentes trabajos en una misma entidad.
Este periódico volvió a ponerse ayer en contacto con la empresa Bárcenas Rehabilitación para hablar con su administrador único o un portavoz. «Está en una reunión», precisó una voz femenina. No hubo más respuesta.
Un portavoz de la Consejería de Sanidad aseguró que el contrato de julio, el segundo al que se dio curso para la reforma de Pontones «es legal». «Se trata de un contrato complementario», explica. Eso sí, asegura que fue la «jefa del Área de Asuntos Generales la que decidió sacarlo y adjudicarlo por su cuenta y riesgo», ha precisado.
La fuente informante señaló que las obras iniciales que se adjudicaron el 6 de mayo en el Centro de Especialidades de Pontones «se hicieron por ese dinero porque no había presupuesto para más. Por eso no incluimos el que la jefa de Área de Asuntos Generales tramitó un mes después. Eso sí, le dijo a la empresa que no se le pagaría la factura hasta el próximo año (2014)». Dice que esto «se puede hacer».
Es decir, que si se hubiesen sumado las cantidades de los dos contratos se tendría que haber hecho, indefectiblemente, un concurso público, ya que sus presupuestos superaban los 50.000 euros.
Hay que precisar que la pasada semana, cuando este diario preguntó por el asunto a la Consejería de Sanidad aseguraban que las obras no se habían ejecutado. Ayer, después de haber escuchado a la ya ex jefa de servicio, rectificó su posición.
Respecto a la supuesta factura falsa a la que se le dio curso y de la que la Consejería dice pagó por algo que nunca se hizo en el Centro de Salud de Espronceda, señalaba que se construirán más de 200 metros de tabiques pero no se computa, en ningún momento, un gasto específico de puertas o de instalación eléctrica. Todo esto está siendo investigado.
El Mundo