Boletín 8

Tras la declaración del Estado de alarma por pandemia de COVID-19, y ser publicadas las medidas tomadas, siguen faltando medios imprescindibles para atender bien a la población.

  • Seguimos sin Equipos de Protección Individual (EPIS) adecuados y suficientes. Tanto en los hospitales públicos, como en privados, en los Centros de Salud, como en Residencias de Personas Mayores, como en otros trabajos de cara al público.
  • Seguimos sin que les hagan las pruebas (PCR) a trabajador@s que han estado en contacto con casos positivos.
  • Seguimos sin personal suficiente en algunas unidades (y la situación empeorará cuando comencemos a tener bajas entre el personal hospitalario). Continúa habiendo contratos involuntarios a tiempo parcial, concretamente en los servicios de prevención.
  • Seguimos sin que se dé formación a algunas personas recién contratadas. Hay que resolverlo con urgencia.
  • La sanidad privada (clínicas, laboratorios, servicios de prevención) sigue sin poner sus medios al servicio de la lucha contra el COVID-19. Es necesario un decreto que intervenga estos medios a coste 0.

A este respecto hay que reseñar la información aparecida en el diario digital “Infolibre”, en el que el presidente de ASPE (la patronal de la sanidad privada) marca los costes de esta pandemia: 250 euros al día la hospitalización, de 650 a 700 la UCI y hasta 300 la prueba de coronavirus, asegurando que, si bien ahora no es el momento de hablar de dinero, siempre lo habrá cuando la pandemia esté controlada.


 

Descárgalo aquí en PDF