Estimad@s compañer@s:
Tras la arbitraria e injustificable decisión de cesar a 4 Directores de Centros de Salud tomada por la Consejería de Sanidad la pasada semana, y ejecutada por el Director General y Gerente de Atención Primaria, Antonio Alemany, se han sucedido las declaraciones y comunicados denunciando este hecho como UNA  REPRESALIA por nuestra lucha contra la privatización y los recortes.
Mientras a la Fundación Jiménez Díaz se le dieron en el año 2013, 120 millones más de lo presupuestado, se cesa a nuestros compañeros por el “delito” de haber gastado cantidades en torno a los 20.000-30.000 euros más de lo presupuestado. En realidad, se les cesa por negarse a aceptar los brutales recortes que sufrimos en el capítulo 1 para el 2013, recortes que en el caso de Centros con grandes plantillas como es el caso de los directores cesados llegó a ser cercano al 80%, por poner por encima de las cifras las necesidades de los profesionales y la población, defender consecuentemente una sanidad pública de calidad y negarse a comprometer la seguridad de los pacientes con plantillas recortadas hasta límites insostenibles.
Lo mismo que hicimos en otros 90 centros de salud más, negándonos a firmar el Contrato Programa, o en otros que lo firmaron ante la amenaza de no cobrar  los incentivos, pero que rechazaron igualmente las cantidades del capítulo 1.
La DGAP, tras el cese, emitió unas declaraciones demagógicas para dividirnos, presentando cifras porcentuales de desviación del gasto, que por sí solas son una manipulación si no se hacen públicas a la vez las cifras de los años anteriores y las presupuestadas, y sin informar de las desviaciones presupuestarias de otros servicios del SERMAS.
Pretenden separar a “los que cumplieron” de “los que no cumplieron” y presentarnos a los compañeros cesados como aquellos directores incompetentes  y malos gestores “que no hicieron los mismos esfuerzos que el resto”, y así justificar su cese.
El objetivo: advertirnos que tenemos que cumplir las cifras del capítulo 1 cuando están a punto de salir las de 2014. Da igual que sean cifras justas o no, hay que cumplir lo que ellos manden, ese es el mensaje.
Resulta llamativo y sospechoso que se cese a profesionales íntegros, comprometidos con la AP y ejemplares, que se han preocupado de gestionar adecuadamente sus centros, y  no cesen a las Direcciones Asistenciales que aprobaron los gastos que ahora nos presentan como escandalosos. Y que el Sr. Alemany, abanderado de la privatización de los Centros de Salud, siga en su cargo.
La respuesta en los Centros afectados no se ha hecho esperar, tanto por parte de los profesionales como de la ciudadanía.
En los últimos meses la Plataforma de Equipos Directivos y Representantes de Centros de Salud había cedido el testigo tras la Jornada sobre el futuro de la Atención Primaria, a una nueva Plataforma de Centros de Salud.
Los participantes en la preparación de la Jornada y la Asamblea posterior decidimos continuar este movimiento organizativo de profesionales que ha supuesto el más eficiente modelo de coordinación y respuesta de los últimos tiempos dentro de la AP de Madrid, con el objetivo de mantener una vinculación entre todos los Centros que nos permita desarrollar nuestra Sanidad pública, universal y de calidad, y el modelo sanitario que recogimos en el documento Propuestas de futuro en la Atención Primaria madrileña.
En este momento, defender nuestra Atención Primaria es defender una dotación suficiente de recursos y oponernos a los ceses de los Directores represaliados, algunos representantes destacados de ambas Plataformas, como los compañeros Paulino Cubero y Maribel Giráldez.
Parece necesario empezar a difundir la situación en todos los centros y a la población, y llamamos a iniciar asambleas y concentraciones, y a apoyar el Martes la Concentración convocada en el Centro de Salud General Ricardos, a las 14 horas, coincidiendo con la visita al centro de los miembros de la dirección asistencial.
Tras la concentración habrá una reunión abierta de la Plataforma de Centros de Salud para la continuidad de las iniciativas contra esta medida.
PLATAFORMA  DE  CENTROS  DE  SALUD