limpieza_sescamLas trabajadoras de la empresa concesionaria del servicio de limpieza del hospital de Ciudad Real han trasladado hoy su protesta a los servicios centrales del Sescam en Toledo. Un conflicto laboral que se extiende ya casi un mes para evitar un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo, tras el sufrido hace años y que no se hayan cubierto bajas ni jubilaciones. 

La llegada a Toledo buscaba llamar la atención de los máximos dirigentes de la sanidad regional sobre la situación del hospital ciudadrealeño. ‘Sin limpieza no hay sanidad’ es el lema de las trabajadoras que hoy ha sonado en la puerta y con el que han logrado una reunión con los trabajadores encargados de contratación del Sescam.

En el encuentro se ha abordado la situación de un servicio reducido a 128 personas y que actualmente se encuentra entre perder nueve personas más como ERE o 13 de forma rotativa como un ERTE, las dos propuestas que plantea la concesionaria. El Sescam ha vuelto a reconocer que hay aspectos del pliego que se están incumpliendo en cuanto a horas contratadas y se ha puesto de manifiesto que trabaja en acelerar el proceso para sacar de nuevo a licitación el servicio “en mejores condiciones”, ha comentado Julia García, presidenta del comité de empresa.

“Hemos intentado hacerle ver la realidad de lo que estamos pidiendo” y que es “volver a la plantilla que teníamos” antes del ERTE realizado en 2012 y que ya conllevó un conflicto laboral con jornadas de huelga en el hospital o sentadas. Aspectos de protestas que actualmente no se descartan.

La fecha límite del proceso de negociación es el próximo 10 de abril, se ha ampliado el plazo por la empresa, y desde el Sescam se ha pedido información sobre los encuentros de cara a conocer la situación del servicio, ha comentado García.

Tras la protesta en el Sescam, las trabajadoras han mantenido un encuentro con el grupo de Podemos en las Cortes regionales, que se ha interesado por su situación, y el próximo viernes, han avanzado, mantendrán un encuentro con la alcaldesa en la búsqueda de apoyos que eviten el ERE. 

Fuente: El Crisol de Ciudad Real