La empresa Garbialdi que tiene a su cargo la limpieza del Hospital Clínico San Carlos, ha sancionado con 45 días de empleo y sueldo a 4 trabajadoras que, a su vez, son miembros del comité de empresa. El motivo es el escrito que el comité de empresa repartió entre profesionales y usuarios/as, denunciando la falta de medios materiales para llevar a cabo una limpieza adecuada.

Las compañeras sancionadas podían haber optado por no decir nada pero actuaron con honestidad y profesionalidad. Honestidad ante los miles y miles de usuarios/as del HUCSC (Hospital Universitario Clínico San Carlos) mirando por su salud. Profesionalidad porque no han querido ser cómplices de una gestión deficiente por parte de Garbialdi.

Por su parte la Gerencia del HUCSC a través de la jefatura de Hostelería, en lugar de agradecer la denuncia del comité de empresa y el incumplimiento de los pliegos y contratos por parte de Garbialdi, solo está interesada en lavar su imagen. Por eso se pone del lado de la empresa y le pide a la misma que tome cartas en el asunto y sancione a las delegadas.

Estamos por lo tanto ante un verdadero atropello por parte de Garbialdi y la Gerencia del HUCSC contra las trabajadoras y contra los miles y miles de usuarios/as que todos los días tienen que soportar un servicio deficiente.

Ante esta situación, que no es nueva tanto en el HUCSC y otros hospitales de la Comunidad de Madrid, (que tienen privatizados los servicios de hostelería, mantenimiento, etcétera). El MATS exige:

El levantamiento de la sanción a las 4 trabajadoras del comité de empresa y la apertura de un procedimiento investigador, donde se determinen todos los incumplimientos -por parte de la empresa- en cuanto al pliego de condiciones. Por otra parte, exigimos responsabilidades a la Gerencia del HUCSC por negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones, como máximo responsable de la limpieza y el cuidado de las instalaciones del hospital.

El MATS pide la mayor solidaridad de los/as profesionales del hospital, de los trabajadores/as de otras contratas y, muy especialmente, hace un llamamiento a las asociaciones y organizaciones de usuarios/as y pacientes para que se movilicen contra este tipo de situaciones.