Madrid, 21 de agosto de 2019
El pasado 27 de junio de 2019, se publicó en el BOCM una convocatoria para cubrir la plaza de subdirector médico del Hospital Ramón y Cajal. Este puesto fue ocupado en enero de 2016 por Fernando Roldan Moll, siendo cesado unos meses después por Jesús Sánchez Martos, en ese momento, Consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid. Le sucedió Marcelino Cucarella Galiana hasta hace unos meses, que abandonó el cargo, tras su nombramiento en abril como Director de Continuidad Asistencial en el Hospital Universitario de Fuenlabrada.
Sánchez Martos alardeó en su momento de la intención de profesionalizar todos los cargos directivos en Sanidad; así brillaría la transparencia y la independencia. Pero la transparencia brilló por su ausencia porque en el H. Ramón y Cajal se informaba a los trabajadores a través de una nota oficial, en la que describía -según el texto- la amplia experiencia de Roldán: Se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad del País Vasco en 1994 realizando el MIR en el Hospital de Galdácano, de 1996 a 1999. Se demostró que no era cierto, que nunca hizo ninguna especialidad; en Galdácano no lo conocían.
Fernando Roldán llegó al Ramón y Cajal para trabajar en las Urgencias en el año 2009, a pesar de que es infrecuente que en un centro como el Hospital Ramón y Cajal se contrate a un médico sin especialidad.
De hecho, es el único caso que el personal de Urgencias recuerda. Un año después, Daniel Álvarez Cabo, por entonces Director Médico del Hospital, le dio su primer cargo directivo: le nombró Coordinador del Servicio de Urgencias, habiendo en ese momento en el hospital personal médico con más experiencia para ocupar ese cargo. Desde ahí dio el salto a la Subdirección Médica hasta que fue cesado.
Casualmente, a la actual convocatoria para cubrir la plaza de subdirector médico del H. Ramón y Cajal, sólo se ha presentado Fernando Roldán Moll. En su CV, que es público, podemos comprobar que en el mismo no figura la especialidad entre 1996 y 1999 que decía tener cuando se le nombró subdirector médico.
Desde MATS nos hacemos varias preguntas
¿Permitirá la Consejería de Sanidad que Fernando Roldán ocupe de nuevo un cargo que la propia Consejería en su día le retiró por no considerarle adecuado para ese puesto?
 ¿Por qué solo se ha presentado la persona que fue cesada por falsear el CV? ¿Tan deteriorado está el prestigio del Hospital Ramón y Cajal que sólo se presenta un aspirante cesado por mentir? O… ¿es fruto de extrañas maniobras que no se presente nadie más? ¿Se conoce que esa plaza tiene nombre y apellidos?
Desde MATS opinamos que existen profesionales en el H. Ramón y Cajal; suficientemente preparados para este puesto, antes de que vuelva a ocuparlo alguien que mintió en su CV.
Cadena SER: El Subdirector Médico del Ramón y Cajal que dimitió por falsear el currículum vuelve a optar al puesto
 

SOBRE EL CURRICULUM VITAE (CV) DE FERNANDO ROLDÁN MOLL

El personal sanitario, cuando presenta el CV lo debe hacer siguiendo las normas de Vancouver, y es imprescindible que toda la información pueda ser comprobada, para lo cual es necesario aportar todos los datos necesarios.
Tras analizar el CV del único candidato que se ha presentado a la plaza de subdirector médico del H. Ramón y Cajal, que se puede comprobar en este enlace pulsado aquí.
Hemos observado los siguientes detalles:
1 Experiencia Profesional:
 Área 10: C.S. San Blas y Juan de la Cierva en el año 2008. Falta periodo de trabajo en cada uno de ellos.
 Hasta 2007 se dedica a la medicina privada en exclusiva SALVO el mes de julio de 1999 y el mes de agosto de 2000 en los que figura que trabaja en varias clínicas privadas en Madrid, y a la vez en el Centro de Salud de Arrigorriaga (Vizcaya). Durante esos años compatibiliza hasta 4 trabajos en la privada de Madrid y ¡un centro de salud en Vizcaya!
 A partir de 2007 se dedica más a la pública (no en exclusiva por supuesto). Durante 2007 compatibiliza un centro de salud con 3 privadas, y en 2008, 3 centros de salud (al unísono) con una privada.
2. Formación en Gestión: No figura dónde hizo los dos primeros cursos, ni tampoco uno de responsabilidad médica, ni otro de Fortalezas emocionales. Lo mismo ocurre con los dos últimos cursos de gestión.
3. Formación Complementaria: No podemos saber dónde ha realizado los tres primeros cursos. El Congreso sobre Manejo práctico de anticoagulación no se sabe dónde fue. Desde el curso WINFOCUS hay 6 cursos más sin poner dónde se realizaron.
4. Docencia e Investigación: Sólo tres de los 11 cursos refiere donde se realizaron (el segundo y los dos últimos).
5. Apartado de Publicaciones y libros:
 Libro: «La gestión….» Incumple las reglas Vancouver: Autor/es del capítulo. Título del capítulo. En: Director/Coordinador/Editor del libro. Título del libro. Edición. Lugar de publicación: Editorial; año. página inicial-final del capítulo. Fernando Roldán participa con 2 autores más, él va segundo, en uno sobre seguridad del paciente en urgencias.
 Publicación en Emergencias 2016. Incumple las reglas Vancouver. Hay que poner las páginas: 97-102 en vez de 00-00.
 Libro: «Introducción a la ecografía». Sabemos que es un libro de referencia en los cursos del Hospital pero no lo encontramos por ningún lado.
 Libro: Manual de Urgencias. Hospital Ramón y Cajal. Incumple las normas de Vancouver. Aunque sea una publicación para uso interno (no tiene ISBN), hay que poner página (escribe en un capítulo).
 Libro Excelencia en Urgencias: Tampoco se encuentra.
6. Ponencias y Congresos:
Cuando escribimos en el CV sobre una ponencia en un Congreso hay que poner TODO referente a lo que se ha comunicado (autores, dónde se realiza, etc…incluso si sólo se ha asistido como oyente). Sólo nos dice que tiene 22 ponencias nacionales y 5 internacionales.
Está claro que el candidato se ha molestado poco en hacer una buena presentación de su CV…¿Quizá pensó que no merecía la pena, dado que iba a ser el único?