Escucha la llamada,
únete al grito de los cansados,
La vida fue un ensayo hasta ahora,
Sal a la calle, salta las olas,
Brilla en la tarde tu luz de aurora.
Que el miedo cambie de bando,
Que el precariado se haga visible,
Que no se olviden de tu alegría.
Que la tristeza si es compartida
Se vuelve rabia que cambia vidas.
(La Llamada, de Ismael Serrano)

Mañana vamos a publicar en “Voces Precarias” una entrevista a dos  profesionales del SUMMA que son suplentes y se han atrevido a hablar a pesar del miedo. Eso sí, nos han pedido mantener el anonimato. Es por ello por lo que hemos decidido hablar con Rosa, Vicepresidenta del SUMMAT (un joven  sindicato asambleario que inició su andadura el 14 de abril de 2015) con un doble objetivo: por un lado apoyar con nombre y apellidos la entrevista anónima y por otro proteger públicamente a las personas que la realizaron.

huelgasumma

MATS: – ¿Hay tanto miedo en el SUMMA?

SUMMAT: –  Sí. Te voy a leer textualmente lo que se le remitió en una nota  al Consejero en noviembre del año pasado: “Aunque os parezca mentira en este servicio muchas personas viven con miedo: miedo a hablar, miedo a denunciar, miedo a que tomen represalias, miedo a que no les den guardias. En definitiva, miedo a no tener dinero para dar de comer a sus hijos. Y desgraciadamente esto contribuye al silencio de muchos.”

Es muy importante que sepamos  que la única forma de defender lo que consideramos que son nuestros derechos  es organizándose y saliendo a la calle para denunciar lo que sucede en cada sitio

El Consejero nos dijo que le contáramos quién tenía miedo y que le llamaran para contar su caso. En la Asamblea  del SUMMAT, lo dijimos y la gente nos contestó que no era un tema puntual. Que eran muchos los problemas: irregularidades a la hora de contratar  con falta de  trasparencia y arbitrariedad  en la elección de los profesionales y  que el trato en muchas ocasiones  era peyorativo, con frases como “que si no coges lo que te estoy ofreciendo no te voy a llamar para más contratos». Y así se le comento al Consejero que no eran temas puntuales si no dinámicas y políticas del departamento de RRHH del SUMMA112, el cual durante muchos años había funcionado como un cortijo, y la gente sí tenía miedo y por esta razón  y en varias ocasiones se le solicito el cambio de la dirección de gestión.

Lo que os han contado nuestros compañeros/as es solo la punta del iceberg de un problema estructural  con unas dinámicas de actuación que se han mantenido  en el tiempo. Nunca había visto yo, con mis 30 años de trabajadora en el sistema,  un departamento de personal que estuviese más en contra de los profesionales.

M: – ¿Por qué dices que están en contra de los profesionales?

S: – Yo sé que los departamentos  de personal en general  tiene una tarea dura y que les toca bailar con la más fea,  pero somos compañeros y estamos todos en el mismo barco y nunca he pensado que fueran los profesionales que trabajan en RRHH los responsables  de estas actitudes ya que ellos se limitan a trasmitir las políticas que marcan sus superiores, al contrario, desde aquí quiero mostrar totalmente mi apoyo hacia ellos ya que  sabemos que  también padecen estas situaciones y  tienen un alto grado de eventualidad.

 En el SUMMA112  durante mucho tiempo estaban los de Antracita, que era el Departamento de Recursos Humanos, Calidad, Dirección, etc., y luego todos los demás. Había unas políticas de actuación en las que el trabajador siempre salía desfavorecido. Nunca entendieron lo de la conciliación de la vida laboral y personal. No es normal que un departamento de recursos humanos, cuando se solicitaba una reducción de jornada,  ellos elegían los días que tenías que trabajar. Y gracias a la denuncia de los trabajadores ante  la Dirección General de RR.HH. se consiguió que  este tema se resolviera y ahora el trabajador puede elegir los días que precisa trabajar, como en el resto de centros, pero lo curioso del caso es que el  argumento que esgrimía el departamento de personal del SUMMA es que era por un tema de organización.

Como veras esto solo son ejemplos de cómo se  han ejercido unas políticas de personal poco conciliadoras, y totalmente restrictivas en relación a los derechos laborales,  en las que el trabajador era más un enemigo que un compañero.

No interesa que digamos que se quedan UVIS sin cubrir en Madrid, que algunos días no salen las que tenían que salir,  y que a veces se eliminan coches médicos porque no hay personal para cubrir los dispositivos

Ten en cuenta que en el SUMMA  más del 50% del personal es  eventual o interino  y que eso genera la posibilidad de ostentar un poder muy grande a nivel de contratación. y más teniendo en cuenta que en nuestro servicio se generan muchas eventualidades ya que en teoría se debe tener una cobertura del 100% de los dispositivos

 Esto junto con una serie de particularidades con respecto al resto de los profesionales sanitarios nos hace un poco singulares que no diferentes. Por ejemplo: tenemos unas jornadas de trabajo de 12 o 24 horas con mucho horario nocturno; nuestro planing no es diario si no más o menos de unas 12 guardias al mes si trabajas 12 horas y menor si trabajas 24 horas; existe también una gran  dispersión geográfica  y diversidad  de dispositivos; tenemos  mucha actividad en domicilios y unas  características asistenciales diferentes. Esta  peculiaridad  en nuestras jornadas ha sido utilizada por la dirección para realizar contratos basura por guardias suelta impidiendo a los trabajadores tener trabajos dignos con continuidad en el tiempo

M:  ¿Por qué tomasteis la decisión de fundar un sindicato?

S: El SUMMAT se funda el 14 de abril del 2015 pero no surge de la noche a la mañana. Dentro de los profesionales del  SUMMA112 había un gran descontento mantenido en el tiempo, la administración nunca ha querido considerarnos trabajadores nocturnos, las horas extras se pagaban  de forma miserable, la carga asistencial había aumentado de forma exponencial y, sobre todo y como ya he comentado, existía un  malestar creciente  con el departamento de RRHH y sus prácticas abusivas.

Tampoco nos sentíamos representados por unos sindicatos que no tenían en cuenta nuestras particularidades y singularidades,  pero la gota que colmó el vaso fue que cuando se aplico el tema del aumento de jornada por la Ley de Presupuestos,  nuestra Gerencia lo organizó de tal manera que exclusivamente hacíamos la prolongación de jornada en fines de semana, sábados y domingos, y si ya por calendario trabajábamos dos de cada cuatro fines de semana, de esta manera solo librábamos un fin de semana al mes, mientras que en primaria  la prolongación de jornada se aplico de una  forma más suave y  beneficiosa para los trabajadores  y en especializada también.

Ante este tema planteamos muchas alternativas. Pero no se aceptaron

También teníamos el problema, y seguimos teniéndolo, de que nunca se nos ha concedido tiempo para revisar, este tiempo siempre ha salido de nuestras horas libres ya que si tu jornada empieza a la 8 de la mañana tú tienes que estar operativo a esa hora sin haber dispuesto de tiempo dentro de tu horario laboral para poder revisar por ejemplo la medicación de los dispositivos. Dijimos que no se estaban cumpliendo las normas de seguridad para revisar y exigimos que ese tiempo que teníamos que ampliar de la jornada lo utilizásemos en estas actividades.

Los sindicatos, por presión de los trabajadores, empezaron a tratar el tema y al final pactaron con la Administración algo que nosotros ya habíamos consensuado que no aceptaríamos y que preferíamos ir al conflicto colectivo.

Hubo una convocatoria de huelga y vimos que los sindicatos nos dieron la espalda desconvocándola y pactando con la administración. A partir de ahí empezamos a organizarnos. Y el 14 de abril de 2015 hicimos una asamblea en el Colegio de Médicos y decidimos que teníamos que hacer algo nosotros los trabajadores, que ya que los sindicatos y la Administración pasaban de nosotros que tendríamos que ser nosotros mismos los que nos organizásemos. Y eso es lo que hicimos.

Pensamos que adoptando la forma de sindicato tendríamos más posibilidades de eliminar el agravio que tiene el SUMMA112  en la representación de la Mesa Sectorial, algo que venimos denunciando ya hace tiempo. Recientemente ha sucedido un hecho que sirve como ejemplo para que se entienda nuestra postura: nosotros, a la hora de la movilidad interna teníamos posibilidad de realizar resultas, es decir, una segunda vuelta con las plazas que dejan los profesionales para poder volver a pedirlas. Esto era algo que históricamente se ha hecho en el SUMMA. Entonces el SATSE, que está en la Mesa sectorial  y que ha sacado solo 25 votos en las elecciones del SUMMA (votó más de un 60% de la plantilla) ha decidido que las resultas o para todos o para nadie: ¿Qué pasa? Que siempre nos han utilizado como moneda de cambio. No

No queremos ser manipulados, por eso queremos que los asuntos exclusivos del SUMMA sean tratados solo por los representantes que realmente hemos votado  y no por lo que has sido votado en otros centros.

queremos ser manipulados, por eso queremos que los asuntos exclusivos del SUMMA sean tratados solo por los representantes que realmente hemos votado  y no por lo que has sido votado en otros centros.

M: Una cosa que comentó uno de los compañeros que hizo la entrevista y que me chocó mucho fue que la Mesa había aprobado eliminar los permisos para presentarse a pruebas selectivas en otras provincias.

– Sí. Por ejemplo, Mesa Sectorial, pacto de 10 de diciembre. Lo firman los sindicatos de la Mesa y sorprendentemente deciden que cuando te vas a examinar de una oposición fuera de la Comunidad de Madrid, no te conceden el día libre. Otro ejemplo importante con el tema de los pactos es si tenemos un familiar con una enfermedad grave o un ingreso, la administración concede hasta tres días de permiso retribuido. Pero a nosotros  nos cuentan a 7. 5 horas cada día, cuando nuestra jornada legal es de  12 o 24. Es decir no contamos con tres jornadas laborales reales.

M: ¿Qué sentido tiene ese trato cuestionable de la Administración hacia sus trabajadores?

S:  Ninguno. Hay un montón de dispositivos que no pueden salir diariamente por falta de personal. En el caso de los médicos, alegan que no encuentran. Lógico que no encuentren, la gente  quiere contratos dignos y no a días sueltos. Conozco gente que estaría encantada de trabajar en el SUMMA pero con contratos de 3 o 6 meses, no les interesa porque  les llaman para guardias sueltas y estás cotizando solo un día y el día que no trabajas no cotizas y eso influye terriblemente en los derechos pasivos. No cuidan a los trabajadores y la gente en cuanto encuentra un trabajo un poco mejor se va, porque las condiciones no son buenas, malos horarios y gran carga de trabajo Ahora hemos logrado que realmente se hagan más contratos de tres meses, pero hasta hace un año todos eran a días incluyendo bajas,  maternidad etc., hay que reseñar que Inspección de Trabajo ya ha dado un toque  al SUMMA por irregularidad en la contratación.

La Dirección de Recursos Humanos lo niega, pero nosotros hemos recogido datos de que en los últimos tres meses ha habido una veintena de contratos que siguen siendo a días. Y esto perjudica gravemente al trabajador,  junto a esto se da la circunstancia que cuando trabajas una jornada laboral de 12 horas, solo cotizas por un día es decir 7.5 horas y si trabajas 24 horas solo cotizas por dos días Hay que exigir cotizar por las horas que trabajas.

M: ¿Cuántos afiliados tenéis ahora mismo en el SUMMAT?

S: Alrededor de 300 de una plantilla de 1800 incluido el staf. Hemos intentado llegar al personal administrativo, sabemos que contamos con la simpatía de muchos de ellos, pero no tenemos ninguno afiliado. Yo lo entiendo, tienen continuamente la espada de Damocles sobre su cabeza porque entre ellos también hay mucha eventualidad… El personal administrativo está bajo muchísima presión. O sea, que si de los 1800 quitas personal administrativo y de dirección seremos unos 1400 en plantilla.

M: Es un porcentaje de afiliación tremendo
S: Sí, es cierto. Eso no lo tiene nadie. Nosotros no queremos ser sindicato al uso, no queremos seguir las normas y caer en los mismos errores en los que han caído los sindicatos. Lo que queremos es hacernos oír y que la gente sepa qué está pasando con el SUMMA.

Inspección de Trabajo ya ha dado un toque  al SUMMA por irregularidad en la contratación.

El SUMMA es un servicio que la Administración vende a la población, siempre están presumiendo del servicio que tenemos de urgencias y emergencias. Y es un servicio bueno. A la gente le gusta lo que hace y hay mucho de vocación en este tipo de atención y gracias al esfuerzo diario de los trabajadores el SUMMA es lo que es. Pero nuestra Administración no nos cuida. Presume de nosotros como servicio puntero, eso sí, ante los medios de comunicación. Por eso les da tanto miedo que nosotros contemos estas cosas ante ellos, porque tenemos mucho impacto social y no interesa que digamos que se quedan UVIS sin cubrir en Madrid, que algunos días no salen las que tenían que salir,  y que a veces se eliminan coches médicos porque no hay personal para cubrir los dispositivos.

¿Por qué no hay personal? Porque realmente no se le cuida. Además les hemos dado alternativas por todos los lados: como tener un  pull  de  tres o cuatro personas de cada categoría a diario o cuando se concentran más las ausencias, algo  que tampoco es tan caro y garantizas en mayor medida que están disponibles todos los dispositivos todos los días.

Hubo una época en la que creímos que el Consejero tomaría cartas en el asunto ¿Qué ha hecho? Absolutamente nada. Intentaron lavar la cara con el cambio de Gerente y es cierto que el nuevo es más dialogante pero a la hora de la operatividad no ha cambiado nada. Ha cambiado un poco la forma pero el contenido no. Lo curioso del Consejero es que solo escucho nuestras quejas cuando convocamos una huelga, pero ahora creo que hemos mandado peticiones de reuniones con todos los responsables en varias ocasiones y hasta se le ha pedido cita a Cristina Cifuentes, pero nadie nos ha contestado, será que tenemos que convocar otra huelga para ser escuchados.

La administración sigue  manteniendo unos directivos que durante muchos años han sido los jefes del negociado y han tratado a la gente sin ningún respeto. Hace poco una compañera tuvo que meter en tuiter que le habían denegado un permiso para acompañar a su hijo de cuatro años a una operación con anestesia general. Trabajaba esa noche y al niño le ingresaba a las 8 de la mañana. Y le negaron el permiso. Solo cuando utilizo las redes sociales para denunciar la negación de un derecho se le hizo caso y hasta el Consejero hablo con ella y al final la respuesta es que fue un error de interpretación. Esta mujer lo solicitó por escrito y el gerente firmó que no tenía derecho. Como vieron que se les había ido de las manos, pues dijeron que era un error de interpretación.

Somos conscientes de que se han conseguido de momento  poquitas cosas, pero tenemos que tener claro que lo que se ha conseguido es  gracias a que han visto que nos habíamos unido.

Es muy importante que sepamos  que la única forma de defender lo que consideramos que son nuestros derechos  es organizándose y saliendo a la calle para denunciar lo que sucede en cada sitio. Ojalá nos dieran más voz en las Administraciones a los grupos  de profesionales  porque tenemos mucho que decir.