Teresa Romero seguirá aislada

 

La auxiliar de enfermería Teresa Romero seguirá aislada; no abandonará hoy su habitación de aislamiento. A pesar de los repetidos resultados negativos de los cuatro anaíticas practicadas para el virus del ebola en sangre, la profesional sanitaria continuara en aislamiento estricto. Así lo ha anunciado Fernando de la Calle, miembro del equipo de enfermedades tropicales.
Según el facultativo, aunque el virus haya desaparecido de la sangre de Teresa Romero pudiera seguir presente en otro tipo de secreciones, presumiblemente de origen digestivo, y de ahí la decisión de mantenerla aislada. El equipo, que contactó ayer con  equipos sanitarios de otros hospitales cuyos pacientes contagiados por el virus del ébola  han superado con éxito la enfermedad, ha reconocido no haber encontrado consenso protocolario sobre la fecha en que los afectados puedan abandonar las estrictas emdidas de aislamiento sin suponer peligro alguno para el personal que les atiende.
Por ello, han determinado continuar realizando a Teresa Romero análisis diarios de todo tipo de secreciones hasta determinan con absoluta seguridad  que no hay riesgo de infección por vías no sanguíneas. De la Calle justifica esta medida porque según confiesa “van escribiendo esta página sobre la marcha”.
No recibirá visitas del exterior
Después de 72 horas esperando esa última prueba que se antojaba definitiva el ansiado, traslado  de Teresa Romero a planta y se aplaza. Por ello seguirá sin poder  recibir visitas del exterior, especialmente la de su marido, Javier Limón, quien no obstante pudo compartir telefónicamente con su mujer la alegría  por los resultados analíticos revelados ayer tarde. Felicidad que se vio empañada cuando Javier dio a conocer a Teresa  que su mascota, el mestizo Excalibur, había sido finalmente sacrificado.
Irispress