La auxiliar de enfermería que se contagió de ébol ofrece una rueda de prensa en la que va a leer un comunicado para informar sobre su estado y su periodo de ingreso en el Carlos III

MADRID 05/11/2014

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que se contagió de ébola durante el tratamiento del religioso García Viejo, ha recibido el alta médica del hospital Carlos III, centro en el que ha permanecido ingresada 30 días, desde el pasado 6 de octubre.
La paciente ha llegado a la sala de prensa habilitada en el hospital entre aplausos, visiblemente emocionada y acompañada por parte el equipo médico que la ha tratado durante este periodo de ingreso.  “Estoy aquí para daros las gracias, aun me encuentro muy débil y me vais a permitir que os lea”, ha comenzado.
Una de las primeras peticiones que ha hecho la auxiliar de enfermería ha sido que se respete su intimidad y tranquilidad y que le dejen establecerse junto a los suyos, aunque sobre todo ha querido agradecer los cuidados a todo el personal sanitario que la ha tratado, tanto en el hospital de Alcorcón como en el Carlos III. «Dios hizo el milagro y sesirvió para ello de mis compañeros«, ha afirmado.
Romero no ha querido pasar por alto el nivel de los tratamientos recibidos, pese a mostrar su desacuerdo con las últimas políticas sanitarias llevadas a cabo por el ejecutivo de Mariano Rajoy. “Tenemos la mejor sanidad del mundo. Tenemos profesionales que, pese a la nefasta dirección política, son capaces de obrar milagros y yo soy uno de ellos”, ha aseverado.

Desconoce que paso a la hora del contagio y ayudará a luchar contra la enfermedad

La auxiliar de enfermería ha afirmado también que desonoce que pasó para que se contagiase, «si es que pasó algo». “No sé lo que falló, ni siquiera sé que si falló algo”, ha destacado. Lo que sí ha querido dejar claro es que, al igual que hizo la hermana Paciencia -a la que se ha mostrado muy agradecida-, donará su sangre para luchar contra la enfermedad. «Si con mi sangre se puede curar, aquí estoy hasta que me quede seca«, ha afirmado.
Romero agradecido todas las muestras de apoyo que ha recibido, en especial a sus vecinos. «Ellos saben que no somos gente a la que nos gusta el jaleo y todo volverá a la tranquilidad«, ha comentado.
Por último, la auxiliar ha remitido a sus abogados para que sean ellos los encargados de informar sobre «los pasos» que va a seguir en los próximos días. “Quiero que respetéis que me recupere para poder trasmitiros mi experiencia”, ha sentenciado.
Cadena Ser