Tras denunciar el papel de los recortes debilitando la sanidad pública para afrontar el coronavirus, el enfermero de la urgencia de La Paz y delegado del MATS Guillén del Barrio, sufrió una campaña de desprestigio y acoso. Simultáneamente, surge una campaña de solidaridad de compañeras y compañeros de toda la comunidad de Madrid que muestran su apoyo a Guillén ante esta injusta situación.

El ataque al MATS ocurre por ser  una organización que, además de evidenciar con sus denuncias la responsabilidad de las políticas de recortes y privatizaciones en esta situación, está comprometida con crear un movimiento laboral y social que evite nuevos recortes y luche por una sanidad universal y 100% pública y por una red pública de residencias de mayores de calidad.

Esperamos que las reacciones de solidaridad frente a estos ataques se conviertan en una gran movilización social por la reconstrucción de un servicio sociosanitario público, universal y de calidad.


 

Tras denunciar el papel de los recortes debilitando la sanidad pública para afrontar el coronavirus, el enfermero de la urgencia de La Paz y delegado del MATS Guillén del Barrio, sufrió una campaña de desprestigio y acoso. Simultáneamente, surge una campaña de solidaridad de compañeras y compañeros de toda la comunidad de Madrid que muestran su apoyo a Guillén ante esta injusta situación.

El ataque al MATS ocurre por ser  una organización que, además de evidenciar con sus denuncias la responsabilidad de las políticas de recortes y privatizaciones en esta situación, está comprometida con crear un movimiento laboral y social que evite nuevos recortes y luche por una sanidad universal y 100% pública y por una red pública de residencias de mayores de calidad.

Esperamos que las reacciones de solidaridad frente a estos ataques se conviertan en una gran movilización social por la reconstrucción de un servicio sociosanitario público, universal y de calidad.