ENVÍA A LA CNMC UN INFORME DENUNCIANDO DOMINIO
Hospital Universitario Quirón en Madrid (Foto: Quirón)

 
La gran fusión del sector hospitalario en España ha recibido un torpedo de la Generalitat, aunque es pronto para decidir si es el golpe es mortal o si tan sólo tendrá un valor simbólico. En un informe remitido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), su homólogo catalán, la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) advierte de que la fusión de Grupo Quirón con IDC Salud, cuyo resultante controla el fondo de capital riesgoCVC, sería lesiva para la competencia del sector hospitalario en Barcelona.
De hecho, en el sector sanitario privado se esperaba que el pasado viernes la CNMC publicase el informe que daría luz verde a la fusión en primera fase. Pero el dictamen no llegó. En la Generalitat temen que se apruebe en primera fase la fusión de IDC Salud y Quirón, según fuentes cercanas a la Administración autonómica. En estos casos, el informe del organismo de competencia autonómico no es preceptivo, con lo que el supervisor nacional se bastaría y se sobraría para autorizar la mayor fusión hospitalaria de España.
Pinche aquí para leer el documento.

Pinche aquí para leer el documento.

El pasado mes de julio IDC Salud y el Grupo Hospitalario Quirón anunciaron su fusión para crear un grupo con 40 hospitales y una plantilla de 24.000 trabajadores y 6.200 camas, lo que según sus impulsores iba a ser “el grupo hospitalario más importante de España”. El Grupo Quirón-IDC Salud sumaría una red asistencial de cobertura nacional, con 40 hospitales y más de 30 centros médicos periféricos distribuidos en 13 comunidades autónomas. El nuevo gigante facturaría más de 1.500 millones.
Problemas en Cataluña
Sin embargo, el informe de la ACCO es contundente: “De conformidad con las consideraciones anteriores, se concluye que la operación notificada provoca en Cataluña y, en particular, en el Área Metropolitana de Barcelona, una concentración significativa”. Por lo que respecta a Cataluña, el actual Grupo Hospitalario Quirón (Quirón-USP-Teknon) dispone en la provincia de Barcelona de tres hospitales y 647 camas instaladas: Hospital Quirón Teknon (285 camas), Hospital Quirón Barcelona (192 camas) y Hospital Quirón Dexeus (170 camas), todos en la capital catalana.
Por su parte, IDC Salud cuenta en la provincia de Barcelona, según el Catálogo Nacional de Hospitales de 2014, con cuatro hospitales y un total de 950 camas: Hospital Universitari Sagrat Cor (369 camas, Barcelona),Clínica del Pilar (186 camas, Barcelona), Hospital General de Catalunya(286 camas, Sant Cugat del Vallès) y Clínica del Vallès (109 camas, Sabadell).
Uno de los hospitales de IDCSalud en Madrid. (Foto: IDCSalud)Uno de los hospitales de IDCSalud en Madrid. (Foto: IDCSalud)
La operación de fusión implicaría que el operador resultante controlaría en Cataluña y, en concreto, en la provincia de Barcelona, 7 hospitales de carácter general y un total de 1.597 camas instaladas. Tamaña concentración había generado inquietud en Aces, una patronal de clínicas privadas catalanas, y en el seno del Colegio de Médicos de Barcelona, preocupados por los precios que podían concertarse con las aseguradoras o por sueldos que podrían acabar imponiendo al colectivo de médicos.
Posición de dominio
“Si bien, como se ha mencionado, tradicionalmente, tanto la CNMC como anteriormente la CNC y el extinto Tribunal de Defensa de la Competencia han considerado este mercado como de ámbito provincial, a juicio de la ACCO y atendiendo a las características de la provincia de Barcelona, seguramente, el mercado geográfico podría situarse en un punto intermedio entre el Área Metropolitana de Barcelona y la Provincia de Barcelona. Adicionalmente, se ha entendido oportuno recoger los datos a nivel municipal con una finalidad ilustrativa, pero seguramente, puede ser considerado como un ámbito geográfico demasiado estrecho”, señala el informe.
Por lo que respecta a las cuotas de mercado y centrándose el análisis sólo en el ámbito de los hospitales privados, “se puede destacar que el operador resultante de la operación de concentración abarcaría entre el 28,23% y el 51,40% en el Área Metropolitana de Barcelona y entre el 20,66% y el 42,73% en la provincia de Barcelona” apunta el documento del organismo catalán. La doctrina tradicional sobre competencia estima que más allá del 30% se puede hablar de posición dominante.

Discrepancia entre reguladores
La ACCO es un organismo independiente de la Generalitat. Más que una oposición de la Administración catalana, que en su política sanitaria siempre ha beneficiado al sector privado, muestra una oposición entre reguladores, en este caso la CNMC y su homólogo catalán.
La CNMC preferiría una autorización rápida de la gran fusión hospitalaria, mientras que la ACCO desearía poder analizar la fusión más a fondo, si bien su informe en segunda fase tampoco sería vinculante. De llevarse a cabo, sin embargo, tendría una mayor relevancia al permitir un análisis más a fondo y disponiendo de una mayor cantidad de datos. En pocas palabras, supondría una mayor protección para el consumidor pero retrasaría la fusión y los intereses de CVC.
Con su informe, la ACCO se cubre legalmente ante la CNMC por si hubiera futuros problemas tras la fusión en un ámbito tan sensible como la sanidad. Ahora habrá que ver qué hace la autoridad de ámbito estatal.
El Confidencial