Se trata de un duro varapalo para la gestión del Partido Popular en la comunidad a unos meses de las autonómicas.

Alrededor de 100.000 personas se unieron a la manifestación convocada en Vigo en defensa de la Sanidad Pública el pasado jueves día 12. Convocada por la Junta de Personal del Complejo Hospitalario de Vigo y la Plataforma SOS Sanidade Pública, a ella se sumaron la práctica totalidad de los sindicatos, partidos políticos (salvo el PP) y numerosas organizaciones sociales.

003e7487-cf70-41a3-beca-76c2869a4ac1-2La manifestación es un zasca en toda la boca a la gestión que ha hecho Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta de Galicia en materia de sanidad, privatizando la gestión de la mayoría de la atención hospitalaria, siendo el Hospital Álvaro Cunqueiro la guinda que colmó la paciencia de los vigueses, que han visto en menos de un año como se desmantelaba el principal hospital público de la ciudad, el Xeral Cíes, para trasladar su actividad a varios kilómetros de ella, en medio del monte, con las consecuencias que ello conlleva: gastos para desplazarse hasta él y el pago del párking.

Además del Xeral la inauguración hace unos meses del Cunqueiro supuso la disminución de camas hospitalarias, el cierre de otros hospitales públicos menores, y la desaparición de algunas especialidades en el área sur de Galicia, con la consiguiente merma de la calidad de la atención sanitaria en una población numerosa.

Los manifestantes reclaman esos servicios y el rescate de los hospitales privatizados, cuyo coste sería inferior a día de hoy a lo que supondrá mantener el régimen de concierto de la gestión, en virtud del cual los usuarios se ven obligados a pagar por numerosos servicios en vía directa e indirectamente a través de los presupuestos de la Xunta de Galicia, en manos del Partido Popular.

Fuente: TerceraInformación

El conflicto sanitario de Vigo se le enquista a Feijóo en la calle