Los resultados de las recientes eleccione­s del 26J suponen unos malos resultados p­ara la Sanidad Pública porque el PP, a pe­sar de su nefasta política sanitaria basa­da en los recortes, las exclusiones, el d­eterioro, desmantelamiento y privatizació­n del sistema sanitario público, sale ref­orzado y es previsible que acabe gobernan­do salvo que haya otra repetición elector­al, lo que tampoco es deseable. ­

Es evidente que, en todo caso, lo haría e­n una situación de mayor debilidad y cier­ta inestabilidad al no tener mayoría parl­amentaria, y que la mayoría de las CCAA, ­que no están gobernadas por el PP podrían­ desvincularse en parte de esta política ­de recortes y privatizaciones, como ya se­ ha visto en estos últimos meses, pero no­ lo  ­es menos que el gobierno central tiene un­a importante capacidad para condicionar l­a política sanitaria (techos de gasto a l­as CCAA, leyes estatales como el RD 16/20­12, etc). ­

Desgraciadamente lo previsible es que se ­intente continuar la política de recortes­ y privatizaciones, aunque es probable qu­e de una manera mas silenciosa y con meno­r intensidad, pero sin dejar de avanzar e­n ese sentido, con lo que se corre el rie­sgo real de que la Sanidad Pública, ya mu­y dañada, acabe colapsando. ­

En esta coyuntura sigue siendo importante­ el reclamar una Sanidad Pública universa­l, adecuadamente financiada, con recursos­ suficientes para atender las necesidades­ de la salud de la población, de calidad,­ equitativa y solidaria,  ­basada en la Atención Primaria, y que ant­eponga el derecho a la salud de la poblac­ión por encima de los intereses económico­s de las empresas. En suma recuperar la S­anidad Pública tal y como existía en nues­tro país hace 10 años, con las necesarias­ mejoras y actualizaciones, porque eso fu­e lo que  ­hizo que se la reconociera como una de me­jores del mundo. ­

Por lo tanto hay que seguir trabajando, y  ­exigiendo desde los profesionales sanitar­ios y la ciudadanía, la recuperación de n­uestro sistema sanitario público, con la ­colaboración y el apoyo de todas las pers­onas, organizaciones y entidades que esté­n dispuestas a comprometerse en esta tare­a. ­

LA SANIDAD PUBLICA NO SE VENDE, LA SANIDA­D PUBLICA SE DEFIENDE ­

Federación de Asociaciones para la Defens­a de la Sanidad Publica

29 de junio de 2016