El Gobierno ha anunciado que el Carlos III deja de ser el hospital de referencia para pacientes de ébola y que va a destinar dos milllones y medio de euros en el hospital militar Gómez Ulla para dotarlo de los equipamientos necesarios para atender a todos los infectados.
Vía libre al desmantelamiento del Carlos III
 
El Carlos III de Madrid deja de ser el hospital de referencia para pacientes de ébola. El Gobierno ha anunciado que destinará dos millones y medio de euros al hospital militar Gómez Ulla para atender a todos los infectados.
Los sanitarios denuncian que ni el éxito en la curación de Teresa Romero ni el hecho de que Carlos III haya atendido ya a tres pacientes de ébola, han logrado frenar su desmantelamiento. «Primero desmontan el hospital preparado, posteriormente lo necesitan y tienen que invertir mucho dinero en el Carlos III y ahora, de nuevo, consideran que eso no es bueno y vuelven a invertir en otro sitio», ha asegurado una profesional sanitaria.
Durante el Consejo de Ministros de este viernes, el Gobierno decidió remodelar el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla para dotarlo de equipamientos necesarios para atender emergencias por enfermedades altamente infecciosas.
La Sexta