Hoy hemos recibido la visita de nuestro Consejero de Sanidad, D. Jesus Sanchez Martos en el Hospital Doce de octubre, después de que este fin de semana saliera en la «sexta tv» el colapso de nuestro servicio de urgencias.

Casualmente hoy y conociendo el hospital su visita, han estado a primera hora de la mañana vaciando de enfermos las urgencias, ingresos en las plantas, han llenado la primera planta de urgencias ( Observación ) o dando altas.   Desde el día anterior no han llegado casi ambulancias a las urgencias de nuestro hospital, cosa nada común, el caso es que hoy parecían otras las urgencias, sin colapso, con un grado de limpieza desconocida y no por que no trabajen bien las compañeras de la limpieza, si no por que también están sufriendo un «Erte», algo que también sufren los pacientes.

Cuando estaba de visita el Sr. Sanchez Martos, me he acercado a darle un escrito que están firmando las compañer@s de urgencias de todas las categorías (en archivo adjunto), reivindicando la situación caótica que están sufriendo, el personal esta bajo mínimos, además a esto hay que añadir que las bajas se cubren a las tres semanas, eso cuando se cubren, situación que provoca que se produzcan mas bajas, el estrés, ansiedad, situaciones de tensión entre las propias trabajadoras, la falta también de recursos materiales. Tienen que atender a los pacientes en los pasillos con biombos, eso cuando se puede, la intimidad de los pacientes brilla por su ausencia. En este escrito vienen a denunciar que en estás condiciones y por mucha voluntad y empeño que pongan en el cuidado de los enfermos, no pueden garantizar la Calidad Asistencial . Ha rechazado mi escrito alegando que se lo hiciese llegar por registro, como es el procedimiento para cualquier otro sindicato.

A continuación el Consejero ha pasado a la zona de agudos de urgencias, donde varias trabajadoras se han dirigido a el de manera educada, para hacerle llegar sus quejas, les ha contestado que no eran las formas de hacerlo allí delante de los pacientes y que se reuniría con ellas al final del día, cosa que así ha sido. Pero cuando ha salido de la zona de agudos, estando delante otro compañero y yo mismo, se ha dirigido a la Directora de enfermeria del hospital en los siguientes términos: » Que no te tiemble la mano , que a mi tampoco me va a temblar y si tienes que abrirlas un expediente , hazlo»…

 Esté es el talante del que hace gala nuestro Consejero?

Al final del día ha recibido a dos trabajadoras de las urgencias, ellas mismas han hecho este resumen de la reunión:

«Le hemos dicho al Consejero lo que muchos pensamos de nuestro trabajo diario. Que queremos trabajar con calidad, con mas recursos materiales y  una estructura adecuada.

Sin atender a los pacientes en los pasillos y así poderles dar la calidad que se merecen y no vulnerando la ley de intimidad del paciente ( haciendo técnicas en los pasillos ).

Durante la reunión , el tono del Consejero ha sido de escucha, nos ha pedido que sigamos los cauces habituales para hacer las reclamaciones, pero como por parte del servicio ya hemos hecho muchas reclamaciones hoy hemos aprovechado para abordarle y le hemos agradecido que nos atendiera. Le hemos invitado a volver en unos meses para ver los progresos….

Así que esperamos que esto sirva para algo.»

A continuación el escrito presentado a la Directora Gerente y al Consejero de Sanidad

A/A Carmen Martínez de Pancorbo González -Directora Gerente H. U. 12 de Octubre-

El personal del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario 12 de Octubre abajo firmante le expone:

  • La falta de cobertura de incidencias de personal, que nos obliga a estar bajo mínimos en las diferentes áreas de nuestro servicio. Esta problemática no es puntual y está llevando, en ocasiones, a enfrentamientos entre los diferentes estamentos y profesionales. Entendemos que la gestión de un servicio como el nuestro es complicada pero al igual que a nosotros, como profesionales, se nos exige el cumplimiento en nuestras funciones, nosotros exigimos se pongan las herramientas de gestión necesarias para atender estas eventualidades. Y que las mismas no queden en manos de la “voluntad de los profesionales” como es lo habitual. Estamos soportando un estrés añadido, no propio de nuestras funciones, que está afectando a nuestra salud.
  • No podemos tolerar por más tiempo, que nuestros pacientes sean atendidos en espacios no adecuados ni preparados para la atención médica ni de enfermería (pasillos, mostradores,..) Lugares que atentan de forma grave los derechos de intimidad y confidencialidad de nuestros pacientes. En los cuales es toda una odisea llevar a cabo nuestras funciones profesionales con lo que, de forma no voluntaria, ponemos en grave peligro nuestra seguridad laboral como la del paciente.
  • La falta o desajuste en la dotación de material adecuado para ejercer nuestras competencias en las diferentes áreas de Urgencias. Falta de monitores, pulsioximetros, aparatos de tensión, ECG,.. A esto hay que sumarle el problema que soportamos con las camas de que disponemos. Que a bien seguro no tendríamos en nuestras casas por su peligrosidad.
  • Limpieza, lencería y mantenimiento muy deficientes de las diferentes áreas de urgencias. Sábanas sucias y deterioradas, suelos chapeados, grifos sujetos con esparadrapo, enchufes deteriorados,.. Todo lo cual atenta contra las normativas de seguridad e higiene en el trabajo.
  • Ausencia de protocolos y/o plan de contingencia en los períodos de más presión asistencial, aunque estos períodos cada vez son más amplios en el tiempo

Por todo lo expuesto y ante la ausencia de medidas al respecto, denunciadas en más de una ocasión, como profesionales de la salud, no podemos hacernos responsables de la calidad asistencial que damos a nuestros pacientes y/o clientes. Es por ello que le animamos a tomar medidas urgentes a este respecto ya que nuestro Servicio es la puerta de entrada a nuestra institución, la cual se supone está en unos estándares altos de calidad.